El juez de Barcelona que investiga el fichaje de Neymar por el F.C. Barcelona ha acordado enviar el caso a juicio oral para que se ratifique el acuerdo de conformidad. En el pacto alcanzado con el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado, el F.C. Barcelona reconoce haber cometido dos delitos fiscales en el fichaje del futbolista brasileño en los ejercicios de los años 2011 y 2013 y se compromete a pagar una multa de 5,5 millones de euros. A cambio, el presidente Josep Maria Bartomeu y a su antecesor, Sandro Rosell, no serán castigados penalmente.

 

La entidad ya se ha pronunciado sobre un tema que estaba teniendo una fuerte repercusión mediática. Sus representantes han indicado que “el contrato y pago se realizaron con la intención de ocultar la verdadera operación realizada, con el consecuente incumplimiento de la obligación tributaria de retención y correlativo ingreso al Erario Público español que debía abonar el Barcelona” y que “en esa época, el jugador Neymar era residente en Brasil por lo que los impuestos correspondientes a la percepción de su renta, al no ser residente en España, tenía que haber sido retenidos íntegramente e ingresados a la Hacienda Pública”.

 

Por lo que puede observarse, el F.C. Barcelona utilizó un conflicto en la aplicación de la norma tributaria, regulado en el artículo 15 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, para disminuir las cantidades que debían abonar a Hacienda. El conflicto en la aplicación de la norma tributaria, que pretende configurarse como un instrumento efectivo de lucha contra el fraude sofisticado, con superación de los tradicionales problemas de aplicación que ha presentado el fraude de ley en materia tributaria, se entenderá existente cuando se evite total o parcialmente la realización del hecho imponible o se minore la base o la deuda tributaria mediante actos o negocios en los que concurran las siguientes circunstancias:

 

  • a) Que, individualmente considerados o en su conjunto, sean notoriamente artificiosos o impropios para la consecución del resultado obtenido.

 

  • b) Que de su utilización no resulten efectos jurídicos o económicos relevantes, distintos del ahorro fiscal y de los efectos que se hubieran obtenido con los actos o negocios usuales o propios.

 

La consecuencia del conflicto en la aplicación de la ley tributaria es bastante lógica. Cuando concurra, se exigirá el tributo aplicando la norma que hubiera correspondido a los actos o negocios usuales o propios o eliminando las ventajas fiscales obtenidas, y se liquidarán los intereses de demora que correspondan.

 

El F.C. Barcelona se ha especializado en lograr grandes victorias en el ámbito deportivo. Sin embargo, en el ámbito procesal penal se está convirtiendo en algo normal ver como la entidad y como personas vinculadas con el equipo, como Leo Messi, terminan siendo condenadas por la comisión de delitos fiscales.