Buceando en los viejos artículos y apuntes que almaceno en mi archivo personal, me encuentro con textos de insuperable valor, cargados de rigor histórico, que son una patada testicular a las hordas hediondas de la memoria histórica antifranquista.
Se trata de textos que reflejan, por viva voz y pluma de quiénes vivieron el franquismo, cuáles fueron los resultados de progreso, orden y unidad que logró la jefatura del Estado de Francisco Franco. Aquí van algunos de esos testimonios personales, que iré desgranando en El Correo de España. Estos son una muestra:

Fernando Chueca Goitia, genial arquitecto, de cariz ideológico liberal, y opositor al franquismo. Escribió en ABC (“Desunir lo unido”): “Los veinticinco años de Franco dieron al traste con la imagen inveterada de un país subdesarrollado y por una vez nos hicieron sentirnos poderosos y capaces de tutearnos con nuestros vecinos europeos”.

José María Pemán en su obra “Mis encuentros con Franco”, escribió: “Franco ha realizado una cantidad infinita de obras de mampostería, pantanos, escuelas, universidades, carreteras y aun de esas y otras obras de mampostería moral que son la tranquilidad y el orden”.

En la revista Interviu, con fecha de 31 de julio de 1980, escribió Emilio Romero sobre la realidad del esplendoroso desarrollo español: “Franco hizo posible que España fuera la décima potencia industrial en el mundo; elevó la renta de 200 dólares por habitante a 3500; hizo posible que, en lugar de estudiar 25000 universitarios lo hicieran quinientos mil; suprimió la alpargata y la delincuencia”.

El Correo de España suele ser leído por público diverso, los que lo aman y los que lo odian. Llamativos lectores son los “lamecoronas”; esos que corrían en procesión a Villa Giralda para las juergas con don Juan, que contribuyen a esa oronda mentira histórica de la “pobreza económica” del don Juan “exiliado” y que niegan al Caudillo su indudable protagonismo en el irreprochable desarrollo que produjo su régimen desde su misma hora fundacional. Luego nos encontramos con nuestros seguidores pertinaces de la izquierda diabólica y colérica, que no soporta las verdades como puños que escribe este medio, motivo por el cual es acribillado mediante querellas y amenazas ya sea por desenmascarar a icónicas secuestradoras de hijos indultadas por el miserable gobierno o por descifrar las oscuras relaciones financieras e internacionales del macho alfa podemita que soñaba con azotar a periodistas hasta hacerlas sangrar mientras invitaba a sus alumnas a acompañarle a “refrescarse” las manitas en los aseos de la Complu.