Lo gracioso es que al verlas abrazarse, como buenas amigas, para celebrar el triunfo de Madrid y la gran victoria, aplastante, sobre el comunismo del Frente Popular (sanchistas, podemitas, comunistas y socialistas) a mí se me vino a la cabeza aquella pareja que formaron Manuel Benítez "El Cordobés" y Palomo Linares cuando se sublevaron contra el monopolista Poder de los empresarios y se echaron al monte como "Guerrilleros", porque la realidad es que aquella y esta pareja tienen, y pueden tener más, muchas coincidencias en común.
           Veamos. Primero la pareja taurina.
           Corría el año 1969 cuando "El Cordobés" y Palomo Linares, y sus apoderados respectivos: "El Pipo" y los hermanos Lozano, decidieron enfrentarse a los Grandes Empresarios, verdaderos dictadores de la Fiesta, y se lanzaron a una Guerra desigual, en la que la pareja actuaba en plan guerrillero, luchando en plazas menores e incluso en pueblos sin plaza fija, y los empresarios le cerraban las grandes: Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao, Barcelona y otras. Así un año entero. Con un resultado espectacular a favor de ellos, ya que donde toreaban no sólo se acababan las entradas días antes, y al precio que fuese, sino que no cabía un alfiler en los alrededores de las plazas... y las otras, las grandes, apenas si llenaban y con precios regalados.
           Pues esto, amigos míos, es lo que puede pasar, lo que va a pasar, en cuanto estas dos mujeres, Isabel y Rocío, aparezcan juntas en un mismo cartel. 
           Porque, ahora mismo, el público, el pueblo, los españoles de bien, ya las ven como lo que son: las dos valientes que se han enfrentado al Comunismo y lo han vencido.
        También está claro ya que Doña Isabel tiene muchísmo más gancho en toda España que el cobardica Casado y algo que la haría invencible en las urnas: que es mujer, con lo que se ganaría a las mujeres, y que de triunfar sería la primera mujer en ser Presdenta de España de toda la Historia.
            Y ambas pueden ser cabeza de cartel electoral sin ser PrESIDENTAS DE SUS PARTIDOS...o sea, a la americana.