Desde El Correo de España nos hemos puesto en contacto con Manuel Andrino, el Jefe Nacional de La Falange, para preguntarle por el nuevo "arreón" que el PSOE le quiere dar a la Ley de Memoria Histórica con su nuevo proyecto con la Ley de Memoria Democrática.

Hace un año fue Franco y algunos ingenuos creían que todo terminaría ahí y los que ya avisábamos que eso no sería sí, ya estamos aquí avisando del intento de profanar el cadáver de José Antonio, de expulsar a los benedictinos de El Valle, para finalmente derribar la Cruz...no lo duden.

Como siempre, el Jefe Nacional de la Falange nos atendió tan pronto se lo pedimos y como siempre, ha sido claro y rotundo en sus contestaciones.

¿Cómo ha reaccionado a las declaraciones de la ministra Calvo de trasladar a José Antonio a un lugar discreto?

La ministra Calvo es la portavoz de un gobierno frentepopulista, que lejos de intentar solucionar los gravísimos problemas que sufrimos los españoles, se dedica a echar gasolina al fuego del guerracivilismo, intentado ganar una guerra que perdieron y que provocaron desde el mismísimo 14 de abril de 1931.

Y para ello no dudan en mentir sobre la verdad de lo sucedido en aquellos años, para ocultar el rastro de sangre que provocó el partido socialista con los mismos socios que ahora tiene en el gobierno de La Moncloa. O sea, con comunistas y separatistas vascos y catalanes.

Asesinaron a José Antonio y a miles de falangistas más, y no contentos con ello, ahora intentan mancillar su memoria y su cadáver. Nada nuevo, porque todos tenemos en la cabeza esas imágenes de los milicianos socialistas, comunistas o anarquistas, profanando cadáveres y tumbas, en ese juego macabro que tan bien se les da a toda esta basura socialcomunista.

Supongo que intentarán esconder su cadáver y mezclarlo con los restos de los miles de españoles que se encuentran de forma anónima en el Valle de los Caídos, y luego vendrá el ensalzamiento de asesinos y de genocidas como Carrillo, La Pasioniaria o Largo Caballero.

¿Qué supone realmente para un falangista esta infamia y ninguneo al heroísmo y a la persona de José Antonio?

Para los falangistas esta vejación del cadáver de José Antonio viene a demostrar una vez más con quienes nos jugamos los cuartos y en manos de quien están los destinos de España en estos momentos. Golpistas separatistas, terroristas reconvertidos y socialcomunistas genocidas se reagrupan de nuevo para intentar acabar con al menos la mitad de la población de España ante la cobardía generalizada de la derecha corrupta y el silencio cómplice de la jerarquía de la Iglesia Católica más preocupada en mantener su chiringuito económico que en defender la Fe y la Tradición católica por la que José Antonio y miles de españoles más dieron su vida, traicionando a los miles de mártires y beatos que fueron asesinados por los antecesores de quienes hoy ocupan el gobierno.

Allá donde esté José Antonio seguirá siendo nuestro referente, como lo son Ramiro Ledesma, Julio Ruiz de Alda y Onésimo Redondo, todos ellos asesinados por esta basura presuntamente democrática que ahora intenta cambiar la historia a través de esa nueva ley de memoria “democrática” que nos quieren imponer por las buenas o por las malas.

Igualmente es muy grave la pretendida profanación del lugar sagrado, llamado eufemísticamente resignificación.

Están acostumbrados a quemar, profanar y arrasar con aquellos lugares de culto católico, porque lo hicieron en cuanto tuvieron oportunidad. Están en su papel, los que no lo están tanto en el suyo, son quienes ocupan la más alta jerarquía de la Iglesia Católica, que ha abandonado a su destino lugares y religiosos como son el Valle de los Caídos y los Benedictinos que allí se encuentran.

Hay una obsesión irracional de arrasar con todo vestigio religioso y del bando nacional.

La obsesión por acabar con todo lo que significa la Cruz no es nada nuevo para todos aquellos que basan su ideología en el odio, la venganza y la crueldad para quienes profesamos una religión de amor como es la católica.

Y en ese odio y en esa venganza, por supuesto que meten a aquellos españoles que se negaron a morir como corderos, detenidos, torturados y asesinados sin compasión y sin piedad alguna por los que hacían del crimen y de la violencia política su forma de resolver los verdaderos problemas que tenía aquella II República y que no eran pocos.

Y habla de Franco como el mayor torturador de la historia... Un cinismo colosal viniendo de una socialista, un partido con un pasado lleno de crímenes y odio.

Si alguien tiene un pasado de muerte, de guerra y de enfrentamiento ese es el partido socialista, que junto a sus socios comunistas, de entonces y de ahora, han asesinados a miles de españoles a través de sus bandas de pistoleros, que se dedicaban a la extorsión, al secuestro y a la tortura de todo aquel que cometía el terrible delito de leer determinado periódico, de ir a Misa, de llevar sotana o camisa azul, o de tener como profesión la militar.

Ahí están los genocidios y los asesinatos indiscriminados de Paracuellos, de Aravaca, de Torrejón, de Vallecas, de … tantos y tantos sitios, donde la “justicia democrática” de quienes conformaron el Frente Popular dejó su sello imborrable en forma de fosas comunes, de tapias y de cunetas, donde masacraron a miles de españoles.

Y al frente de ellos los máximos dirigentes del PSOE, del PCE, de la CNT, de ERC y del PNV. Ellos si fueron verdaderos genocidas que conformaron una auténtica máquina de matar al servicio de un gobierno que sólo buscaba la desaparición física y política de sus adversarios.

La expulsión de los monjes es una nueva acción vil y rastrera.

Si por fin se expulsa a los frailes del Valle de los Caídos, será un paso más para convertir aquello en un aquelarre del odio y de la muerte que representan todos estos canallas que nos quieren imponer su verdad a golpe de denuncia, detenciones, condenas y si pudieran … si pudieran, nos eliminaban para siempre de la faz de la tierra.

Y salvo honrosas excepciones protagonizadas por los Benedictinos, hay que decir alto, claro y sin tapujos, que la actitud del obispo de Roma y de los obispos españoles ha sido cobarde y mezquina, buscando solo la salvaguarda de su pequeño chiringuito sin darse cuenta que a los que buscan la desaparición del catolicismo en España y en el resto de occidente. Les da igual porque lo tienen claro y van a por ellos y a por todos nosotros.

Y aunque no ha hablado de ello está claro que no hay que descartar la demolición de la Cruz.

En ese intento de acabar con todo lo que significa el Valle de los Caídos tiene para ellos una especial significación, la enorme Cruz, símbolo de la cristiandad eterna de España, y por eso no tenemos que dudar un segundo, que estos talibanes buscarán hacerla añicos, eligiendo el momento propicio en el que ya no sea posible ninguna respuesta a sus macabros deseos.

¿Qué medidas va tomar al respecto como máximo responsable de Falange?

Los falangistas defenderemos como hemos hecho hasta ahora, el verdadero significado que tiene el Valle de los Caídos, de reconciliación entre hermanos. Porque hermanos eran los que lucharon y se mataron en aquella cruenta Guerra Civil, buscada por los enemigos tradicionales de España para destruir nuestro pasado, nuestro presente y cualquier intento de alcanzar un futuro de dignidad, de justicia y de grandeza para este pueblo español tan insultado y ninguneado de forma repetida a lo largo de los años por la izquierda y por la derecha, que no han hecho más que convertir el solar patrio en un mercadillo donde se negocia con lo más sagrado del ser humano, sin buscar en ningún caso el mejorar las condiciones de vida de nuestros compatriotas.

Saldremos a la calle como llevamos haciéndolo cuarenta años, a denunciar este tremendo atropello a las libertades y al descanso de los muertos, y haremos todo lo que esté en nuestras manos para dejar en evidencia a estos criminales y a estos asesinos que se dedican a esconder los asesinatos y los golpes de Estado producidos por quienes les han aupado a La Moncloa, mientras buscan convertir España en una república bolivariana más, cuyos ejemplos de modernidad, avance social y libertades, son Venezuela, Cuba o Corea del Norte.