Ensayos liberales

Es la época actual escéptica por esencia, pero no con el sano punto de escepticismo que permite al hombre razonar con prudencia sobre las circunstancias; padecen los hombres de esta época, de un cerril escepticismo que los anula para la cavilación más básica, y les lleva, fláccidos, a la involución del pensamiento, a etapas primitivas del raciocinio, a una especie de imbecilidad por abulia culpable, que los acerca a las bestias.

Cualquier verdad evidente, se transforma en una anodina imposición despreciable para merecer atención por su visceral y básico sentido de la libertad. Se desprecian las realidades, las verdades, para afirmar una nueva era sin raíces ni sustancia, sin virtudes, sin tradición rescatable.

Todo el mal de España, radica en la indiferencia y descomposición de la verdad de lo propio, de lo que nos da sentido; son las personas hoy, dóciles a los dictados del tirano invisible (invisible para ellos), incapaces de comprender qué es lo verdadero, pues ni en la verdad creen, aunque exigen la sumisión de los demás a la suya, curiosa contradicción, y se limitan a defender la moda más soez e inmediata.

El hombre masa retorna de las lúgubres sombras del paganismo primitivo, para ser devorado por la nueva tiranía globalista.

Escolio: Todos los participantes en la farsa pagano-masónica del día 16 de julio a las víctimas del coronavirus en España, realizada en la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, son cómplices de la desintegración de España.