Según tus palabras, las causas abiertas por el Tribunal de Cuentas contra altos cargos del gobierno de la Generalidad por el mal uso y abuso de los dineros destinados a los ciudadanos que no a sus "embajaditas" y otros innumerables dispendios, son "piedras en el camino", en el diálogo del gobierno con los secesionistas. Pobrecito diálogo y pobrecitos dialogantes.

O sea, que a José Luis Ábalos, ministro de Transportes y secretario de organización del Psoe, parece no gustarle los tribunales. Hace poco, le gustaban mucho los indultos a los delincuentes políticos y ahora no le gustan los tribunales.

Pues mira, ministro, si son piedras en el camino, como si son bloques de hormigón armado. Porque ya está bien y porque ya os habéis saltado la ley en innumerables ocasiones, la última con los indultos, y ahora lo queréis hacer otra vez de nuevo. O mejor, no, esta vez habéis acudido al matonismo, que consiste en chantajear, como ya lo has hecho en tu entrevista en la Ser, a los miembros del Tribunal, porque pronto habrá renovaciones de cargos y ya se sabe: "quien se mueve, no sale en la foto", que dijo tu conmilitón Alfonso Guerra, hoy no muy de vuestra cuerda.

Claro, cuando los tribunales son un escollo para los intereses de este desgobierno, se trae a colación a la política y da la casualidad que la política para tu partido está siempre por encima de la justicia, entre otras cosas porque a la justicia ya la habéis dinamitado en sus órganos más representativos. Sólo quedan innumerables jueces de primera instancia que llevan su profesión en el abandono, el olvido y el ostracismo. Estos son sólo los rescoldos que todavía mantienen viva la justicia en España.

Tu partido, ministro, tiene el récord de trinque y corrupción y cosas mayores antes y durante la guerra civil. Luego, con el oro que robaron a nuestros antepasados que algunos de los militantes y delincuentes de más copete de tu partido se llevaron a Méjico, hicisteis mutis por el foro durante casi 40 años. Ya sabes, eso de la honradez y las vacaciones. Para ti y para tu partido, que los secesionistas hayan malversado más de cinco millones -que seguro son muchos más y los que te rondaré morena- es pecatta minuta comparado con lo que históricamente ha afanado tu partido.

Pero no te preocupes ministro, como dijo tu jefe, el TdeC es una instancia administrativa y no judicial, por lo que no temas. Aunque tus amigos secesionistas de la Generalidad fuesen declarados culpables no pisarían Lledoners porque la sentencia del TdeC sería recurrida por vosotros y si fuese menester indultados de nuevo.

Tu cuajo y desparpajo es antológico y difícil de superar. Ya no te cortas un pelo y te permites presionar veladamente a los miembros de un tribunal que está investigando el presunto mal uso de recursos públicos llevado a cabo por una cuarentena de cargos políticos de la Generalidad. Creo que favorecer a delincuentes arguyendo que investigarlos es poner piedras en el camino y por tanto presionar al TdeC, es una bajeza.

Tu partido y tu os creéis que la justicia sois vosotros. No os importa ciscaros en la Nación Española, el estado de derecho y la Constitución, cosa que ya habéis hecho, hacéis y seguiréis haciendo, porque está en vuestro adn.

Yo te voy a decir, ministro, por qué parece que no te gustan los tribunales. Por lo que acabo de decir: la cosa viene de lejos, ni más, ni menos, de aquellas palabras dichas en sede parlamentaria por el fundador de tu partido de que: "este partido está en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones". ( Pablo Iglesias Pose. Diario de Sesiones de 5 de Mayo de 1910)".

Esta es la razón por la que no te gustan, no os gustan las leyes ni los tribunales. Pues, eso.