**España es el único país del mundo cuyos gobiernos, sean del PP o del PSOE, han animado y financiado los separatismos, han entregado la soberanía nacional “por toneladas” y se declaran “amigos y aliados” de la potencia que invade el país. Si no denunciamos y acabamos con esa basura, terminarán por deshacer la nación, la obra política y cultural de muchos siglos.
**Para entender el odio de la izquierda al Valle de los Caídos debe entenderse también su odio al arte y la cultura. En la república empezaron quemando obras de arte y bibliotecas  cuando la quema de conventos. Siguieron con la labor en la  insurrección del 34. Luego, con más furia tras las elecciones del 36. Y,  ya en la guerra, en una orgía demente  de destrucción y saqueo. Las asechanzas contra el Valle de los Caídos entran, pues, en una tradición criminal que prosigue. Su veneración por Largo Caballero,  Prieto o sobre todo Negrín, su exaltación de los chekistas como “víctimas”, son una confesión de intenciones. 
**Decía Julián Marías que el problema del PSOE es que tiene una idea negativa de la historia de España. En cambio tiene una idea muy positiva de su propia historia criminal. Nada más lógico.
**Según algunos que se dicen liberales, España no existe “como nación” hasta la Constitución de 1812. Lo que quiere decir que sigue siendo inexistente, pues esa constitución nunca se aplicó. Ni las otras que siguieron, hasta la actual.
**La banda de estafadores que dirige el país habla de cumplir la Constitución mientras se asocia con etarras,  separatistas y comunistas. Es capaz de hablar de “ejemplaridad de la monarquía” mientras la socava sin cesar. El obvio que el Pollo Doctor y su banda toman a los españoles por idiotas. Y lo malo es que tienen razón con respecto a gran parte de ellos.
**En VOX hay algunos empeñados en la colonización cultural. La última es una denuncia a no sé qué medio por publicar “fake news”. La estupidez y el servilismo no tienen límites.