El otro día se celebró en diversos acuartelamientos, sobretodo en los de Viator, Almería, y Ceuta y Melilla, entre otros, el acto central del Centenario de la Legión Española. Debido al Covid, la mayor parte de los actos que tenían que haberse celebrado este año, se han pospuesto al año que viene.

En el acto, donde se homenajeado a los casi 10.000 caídos por España, de este cuerpo militar de élite, en las guerras del siglo XX, presidido por Felipe VI, estaba también presente la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Diversos generales, glosaron en él, a la figura de Don José Millán Astray, fundador del Cuerpo, durante la Guerra de Marruecos. Incluso, la ministra Robles ha instado a la Legión a sentirse orgullosa de su historia. Y lo dice, siendo plenamente consciente de que la parte más importante de la historia del Tercio, es su protagonismo durante la Cruzada Nacional de 1936-1939, en la que, por el bien de España el PSOE fue felizmente derrotado militarmente y afortunadamente borrado de la política española durante casi 50 años.

Eso sí, miembros del Gobierno asisten a estos homenajes a la Legión, pero son los mismos miembros del Gobierno que al día siguiente o cuando sea, prohibirán cualquier referencia a la victoria nacional en la Guerra y a sus protagonistas, entre ellos Millán Astray.

Señores del Gobierno, ya sabemos que el PSOE y Podemos desprecian, por no decir odian todo lo que la Legión representa en la historia contemporánea de España, y de hecho, como partido, el PSOE, ha despreciado esta conmemoración. Tengan un mínimo de decencia, y sean consecuentes. Homenajeen a quien quieran, pero no manchen con su presencia, los actos de homenaje a la Legión. Ustedes que, lo que les pide el cuerpo es homenajear públicamente a los etarras y cualquier día seguramente lo harán.

El mismo Gobierno está embarcado actualmente, en una ofensiva para destruir Madrid en beneficio de Barcelona, el Gobierno responsable de la muerte de 50.000 españoles, muchos de ellos de forma totalmente inhumana en las residencias de ancianos y es amigo del alma de los "rufianes" separatistas catalanes y de Bildu.

Si hay alguien que no puede dar ninguna lección de patriotismo español, es el PSOE, el partido más siniestro de la historia de España.