Cristiano Ronaldo ha despertado. Y es que el portugués por fin ha logrado eliminar la barrera de su primer tanto en Liga esta temporada. Lo ha hecho en el Coliseum, ante un Getafe que ha luchado para sacar rédito ante los blancos y ante los suyos en casa, pero parece que nada puede hacerse cuando despierta la bestia, a la que acompañan jugadores como Benzema o Isco, que salió del banquillo para animar la tarde y ayudar, y mucho, a obtener los tres puntos esta jornada.

El empate del FC Barcelona ante el Atlético permite al Real Madrid colocarse ya a cinco puntos del liderato, aunque su juego sigue estando en tela de juicio por sus aficionados. Una victoria a la que contribuyeron Benzema, que adelantó al Real Madrid en el 39’ con un autopase y remate al palo largo del portero. El francés se convierte así en el séptimo goleador de la historia de los blancos con 182 tantos, igualando a Gento. Y Cristiano Ronaldo, gracias a un pase exquisito de Isco, que logró poner arriba a los suyos en el marcador para llevarse la victoria. Jorge Molina logró el empate en el 56’, en lo que fue prácticamente la primera llegada con peligro del Getafe todo el partido.

Mención especial a Sergio Ramos, que tuvo que pincharse suero para llegar al choque en el Coliseum. El capitán del Real Madrid forzó para jugar en Getafe ante las bajas de Carvajal y Varane, después de pasar una mala noche y tener vómitos durante la mañana del encuentro. Con esta victoria, los blancos obtienen su 13ª victoria a domicilio en Liga. Y Zidane su partido número 100 como entrenador madridista.