Se ha cumplido uno de los sueños más húmedos del Frente Popular que no es otro que el exilio del borbón emérito. Don Juan Carlos primero. Siguiendo la tónica habitual de su abuelo Alfonso trece que se exilió a Roma. Todo borbón ha terminado siempre en el exilio.

Como la reina Isabel segunda o Fernando séptimo, Carlos cuarto o Isabel segunda parece una costumbre ya muy propia borbónica.

Para aquellos que sienten poluciones por el bienio negro que trajo consigo el Frente popular en las fraudulentas manos de las elecciones del 36. Previo golpe de estado en Asturias en octubre de 1934.

Tanto la república como la monarquía en España. Han sido indecentes ya que la primera es una etapa gloriosamente ya fenecida y con respecto a la segunda fue nefasta ya que acabó en manos de la extrema izquierda. Frente populista.

Si nos retrotraemos a tiempos más remotos ya no quedan reyes como Don Pelayo que inició la reconquista en Asturias o los reyes católicos. Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.

La historia en España es cíclica y es como un chiste mal contado monótono  al espectador ya que esta entra en un péndulo constante de acabar con la desfachatez monárquica en sustitución de una república azuzada por el odio, miedo y rencor que son los ingredientes que introduce la izquierda para tomar el poder.

Las derechas. En cambio son cobardes y aseveran aquello. "De que vienen los rojos" la tibieza es su carta de presentación invocando a reyes pasmados que se limitan a verlas venir.

La monarquía española es similar a la de la pérfida Albión  británica. El rey reina pero no gobierna. Figurando así cuál elemento decorativo similar al tablero de ajedrez "Jaque mate al rey"

El emérito Juan Carlos primero campechano dicho así no por sus súbditos. Sino por aquellos que no son sus vasallos. De hecho el propio genocida de Paracuellos del Jarama  se denominaba "Juan Carlista.

El propio emérito se congratulaba con aquellos traidores como Suárez y Fraga que perpetraron el régimen del 78 y con comunistas genocidas como el carnicero ya mencionado Carrillo. Siendo cómplice junto con Suárez de legalizar el partido comunista con nocturnidad el llamado sábado santo rojo.

Además cometió perjurio, jurando las leyes del glorioso movimiento Nacional emanado el 18 de julio de 1.936 que  precisamente acabó con la fantochada, inútil e inservible monarquía y con la república genocida.

Juan Carlos primero además cometió perjurio y fue un traidor al movimiento además acató la constitución que esa sí cumplió jurando así a dos señores. Cuándo no casa jurar lealtad a dos señores.

Por sus hechos les conoceréis.   Mateo 7:15_20

La deshonra prima en la monarquía.

Ramiro Ledesma Ramos calificaba la monarquía como ese virus extranjerizante. Anti Español ya que la dinastía borbónica proviene de Francia no de España.

Hay un viejo dicho popular que se frecuenta en los mayores centro del saber que son  las tabernas de Baco"  Los reyes a la baraja de cartas.

El rey fue el engranaje fundamental para destruir un régimen que trajo paz, progreso y libertad posicionándose con la carta magna que es el principio de nuestros males.

No hay mayor masonería implícita en España que la casa real con los tontos útiles de sus vasallos.

Un rey que fue golfo, sinvergüenza e injusto con su pueblo aprovechándose del honrado y laborioso pueblo español. El velero del bribón hace gala a lo que es Juan Carlos primero.

El exilio dará no solo de que hablar. Sino que este da alas al periodo catastrófico de la segunda república. No es esto, no es esto" (José Ortega y Gasset)

Ahora volvemos al punto de partida.

No podían faltar en este condimento necesario. Los vasallos y siervos útiles que se postran de rodillas ante la corona. Cuando la rodilla se inclina y se ofrece a Dios claudicando piedad e implorando su perdón. No a los hombres que son seres imperfectos que habitan en el pecado y muestran síntomas de debilidad.

Los liberales quieren a un monarca. Los comunistas y socialistas una república cuando ambos sistemas son injustos e indecentes y para nada garantes de otorgar dignidad humana y justicia social para ese pueblo famélico y empobrecido.

No hay mayor traición que cometer perjurio y ser un desagradecido en esta vida con aquellos que de buena Fe y de buena voluntad confiaron en la persona equivocada.

Se desmontaron las piezas y el rey fue cómplice. No una víctima. Porque consintió que el zorro cuidase de las gallinas. Por ese motivo la deshonra la lleva en su alforja y le acompañará en todo su exilio.

Que su mala  conciencia no le permita dormir jamás majestad.

 A propósito cabe destacar también que por tibio y pusilánime se perdió el Sahara español. Traicionó en el último momento a Don Antonio Tejero y ha permitido como Felipe sexto la cabida del lobby Lgtb que marque la agenda política junto con sus amigos árabes de dudosa reputación

A todos los efectos ha sido. Un rey indigno que se debe de tomar unas vacaciones forzosas. Pero pagadas de su bolsillo. No a costa del contribuyente que bastantes fiestas con barraganas le hemos pagado ya.

Sí quieren sus vasallos por ser vos quien sois le pueden  aportar una donación cual buenos súbditos de la corona.

El respeto no se implora, ni se mendiga, Este se gana y no se puede comprar con diamantes, con armas o con dinero.

Los reyes a la baraja o mejor inviertan sus súbditos el dinero en comprar el juego de cartas del Generalísimo que quizás aprendan la historia de España y de lo que es dirigir una nación con agallas, valentía y cerebro encomendado por la providencia divina.

Curiosa paradoja la de Don Juan Carlos primero. Nació en el exilio y al final del trayecto. Se vuelve al exilio. Parece un chiste fácil pero es la realidad.

A la vista está que el destino final de los borbones es exiliarse para así escurrir el bulto encorsetado  en su burbuja y olvidar los problemas reales de los españoles.

Compatriotas debemos de estar preocupados. Esto de mantener a dos familias. La natural impuesta por la providencia divina y la real impuesta por la constitución del régimen masónico, liberal, parlamentario que incluye al marxismo y separatismo destructores de la patria.

ARRIBA ESPAÑA.

FUERA EL REY.

NO QUEREMOS BORBONES, NI TRICOLORES.

QUE NOS BORBONE NADIE.