¿Realmente están interesados Sánchez e Iglesias en una vacuna que proteja a la gente? O están más bien interesados en una vacuna que no proteja a nadie para poder seguir ejerciendo su dictadura "sanitaria"? Para Sanchiglesias la España actual es un paraíso (aunque para la gente sea casi literalmente un infierno). Pero ellos pueden gobernar dictatorialmente, por decreto sin dar cuenta ni siquiera a un Congreso domesticado. Estado de alarma hasta 2023 como ya anuncia Podemos significa que no cuentan con que la vacuna arregle nada. Pero ellos podrán seguir mandando a placer, abrir, cerrar las empresas, bares y servicios y hundiendo sectores enteros si quieren. O encerrar de nuevo a la gente, por supuesto, con sus mascarillas, en sus casas a oír Alo presidente.

A los que piensen que plantear esto es una barbaridad conspiranoica, les recomiendo un excelente artículo, quizá el mejor de los últimos tiempos sobre este tema, de Javier Urcelay, publicado en Ahora Información. Urcelay, hablando desde su experiencia de 30 años trabajando en empresas farmacéuticas plantea dudas técnicas sobre la vacuna que nadie está contestando y que el gobierno soslaya porque no le interesa contestarlas.

https://www.ahorainformacion.es/blog/sanchez-y-la-vacuna-dudas-razonables/

¿Qué efectos hará esta vacuna en personas con enfermedades crónicas? ¿Les hará el mismo efecto a los que ya se infectaron y han sanado que a los que no se han infectado hasta ahora? ¿Que efectos hará en niños la vacunación? ¿Hay seguridad sobre que no habrá efectos secundarios? ¿Porque hay contradicciones entre los que afirman que con la vacuna dos pinchazos bastan y los que dicen que será necesario revacunarse periódicamente?

Entre otras.

Nadie debería vacunarse hasta estar seguro de las respuestas a estas preguntas. Recuerda Urcelay que la empresa farmacéutica internacional más importante con diferencia en el campo de las vacunas, la norteamericana Merck Co. no está participando en los trabajos de la vacuna porque sus responsables advirtieron en julio de que cualquier vacuna que se anuncie contra el virus en menos de 5 años de trabajo y pruebas, pone gravemente en riesgo la salud de las personas y dieron ejemplos de diversas vacunas fallidas en los últimos años que han hecho morir a muchas personas, y que en las primeras pruebas parecían muy efectivas.

Recordaba esta gran farmacéutica que a veces las vacunas parecen eficaces al principio porque entran muy bien en el organismo pero luego se descubre que no se formaban los suficientes anticuerpos y la vacuna acababa ayudando al virus.

La prueba de que no es tan fácil hacer una vacuna es que la del SIDA aún no existe. Mucho cuidado, por tanto, con la euforia sobre la vacuna, porque nos estamos jugando mucho. Y son muchísimas las preguntas que el gobierno oculta.