El empate frente al Valencia ha sido la gota que ha colmado un vaso que ya estaba lleno desde hace algunas jornadas. Muchos, de hecho, pensaban que Benítez no llegaría a comerse el turrón en el club, pero finalmente ha sido hoy cuando el presidente y la junta han tomado esta decisión. Desde horas antes del anuncio oficial de la destitución, los medios ya se hacían eco de la notici de la destitución del madrileño, siete meses después de su llegada al Real Madrid. Había firmado por tres temporadas, pero no ha logrado terminar la primera.

Aunque Benítez ha conseguido clasificar al equipo merengue para los octavos de la Champions como primero de grupo, los tropezones en Liga frente a Sevilla, Barcelona, Villarreal y Valencia, sumado al desastre de la Copa y a la mala imagen del equipo han colmado la paciencia de la junta directiva y del propio Florentino Pérez.

David Bettoni será el ayudante en el banquillo de Zidane. Un nombre, el del francés, que ya se barajaba desde hace semanas en los corrillos cercanos al club. El nuevo entrenador del Real Madrid era, desde el verano de 2014, entrenador del Real Madrid Castilla Club de Fútbol, en Segunda División B, su primera incursión como entrenador tras su retirada como futbolista en 2006.

Según cuenta la Cadena Ser, la primera acción de Zidane como entrenador del Real Madrid ha sido llamar a Íker Casillas a Oporto para pedirle que vuelva en el mercado de invierno, pero el meta ha rehusado la invitación porque asegura que su etapa en el equipo blanco como jugador ya ha finalizado. Zizou ha asegurado en su presentación que en esta nueva etapa está más emocionado que cuando firmó como jugador. Mañana dirigirá su primer entrenamiento a puerta abierta de la víspera de Reyes, ya tradicional en el Madrid.