Por fin parece que la evacuación de los españoles de Afganistán ha sido completada y nuestros diplomáticos, trabajadores y militares podrán volver a España. Por desgracia, traerán con ellos a un número de afganos más alto del que nos gustaría, ya que desde luego no salen las cuentas ¿cuántos “traductores” y colaboradores afganos se supone que tenía España en aquel país? Por supuesto, en cuanto han pisado España, ya les han asegurado piso y paguita de inmediato, algo que se les niega a millones de millones.

Por otra parte ¿son de fiar estos afganos que están llegando? el hecho de que supuestamente estuvieran enfrentados con los talibanes no les convierte en buenos de forma automática, pues en aquel país los enfrentamientos no son entre islamistas y demócratas, sino entre las distintas etnias y tribus que lo habitan (todas islamistas). Nada nos asegura que los “refugiados” que están llegando a España no sean igual de cafres que los talibanes. De hecho, solo con ver el vestuario con el que llegan (ellos con chillabas y ellas tapadas de arriba a abajo) ya se ve que son igual de islamistas que los que se quedan allí.

Aún así, celebramos la llegada de nuestros militares a España, después de 20 años perdidos en Afganistán en los que nuestra presencia allí no ha servido para nada. En esos 20 años han llegado millones de inmigrantes ilegales a España. Inmigrantes ilegales que, con un adecuado y estricto control de fronteras, nunca habrían entrado en España. Además, nuestro enemigo Marruecos está más agresivo que nunca, lanzado cientos de pateras contra España, apropiándose de aguas territoriales canarias y organizando invasiones de colonos africanos contra Ceuta y Canarias.

Ya no hay más excusas. Democracia Nacional exige que las tropas españolas de Afganistán sean enviadas al eje Canarias-Estrecho de Gibraltar-Baleares, a Ceuta, Melilla (para frenar la invasión de pateras y el expansionismo y la hostilidad marroquí) y a los aeropuertos españoles (para frenar la inmigración ilegal que entra por avión) Esperemos que el gobierno de España no vuelva a someterse a la OTAN y a mandar a nuestras tropas a Europa del Este donde no se nos ha perdido absolutamente nada.

Nuestra seguridad depende del control de nuestra frontera sur y solo ahí deben estar las tropas españolas. Defendiendo intereses españoles, no extranjeros.