El Real Madrid deja encarrilada la eliminatoria goleando 0-3 a la Juventus en Turín. Doblete de Cristiano Ronaldo, que puso la guinda a su noche con un golazo de chilena, y sentencia de Marcelo.

A pesar del resultado, fue un duelo bastante igualado hasta el segundo tanto del portugués. A partir de ahí, monólogo y una ración de ocasiones para haber conseguido un resultado aún mayor. Pesó también la expulsión de Dybala, que no solo dejó a la Juve con uno menos, sino sin su mejor jugador hasta el momento.

Mucho tendrá que remar la Juventus si quiere dar la vuelta a la eliminatoria, aunque Sergio Ramos se perderá la vuelta por acumulación de amarillas. También Bentancur y Dybala.