Pedro Sánchez nos recuerda cada día su peligroso paralelismo con el Castro del 59, quien negaba ser comunista. afirmando que la libertad de expresión era enemiga de las dictaduras hasta que llegó al poder, y una vez allí, confesó ser comunista y eliminó la libertad de prensa. Porque este gobierno quiere callados a todos los medios que no le bailan el agua, y que se atreven a decir las verdades que les dejan con las verguenzas al aire. 

Este presidente nos ha engañado mucho tiempo antes de hacerse con el poder. Sánchez ha mentido a todos y cada uno de los medios de comunicación descaradamente, para una vez que ha llegado al gobierno, hacer justamente todo lo contrario de lo que decía y prometía a sus votantes.

Una estafa en toda regla como en su día hiciera el difunto Castro al pueblo cubano. 

Estas son las 4 mentiras que desmontan a Sánchez:

“Con Bildu no vamos a pactar”

“Con (Pablo) Iglesias a ningún lado”

“No voy a permitir que la gobernabilidad de España descanse en partidos independentistas”

''No podría dormir pactando con Iglesias''

Hoy, Pablo Iglesias está ya con un pie en el Centro Nacional de Inteligencia y los separatistas son la pieza clave de todos los pactos de este gobierno. Y no, esto no forma parte de una pesadilla, sino más bien, de la cruda realidad que vivimos en un país desinformado, asfixiado ya económicamente por sufrir la mayor crisis sanitaria nunca vivida y gestionada por las peores manos posibles. 

España no sólo tiene que luchar contra la pandemia del coronavirus, sino que tenemos que lograr salir lo más inmunes posible ante el gobierno más incapaz, mentiroso e inepto de toda nuestra historia.