Testimonio de Toia Fradera, experta en cuidados paliativos: