Las polémicas palabras del rapero Pablo Hásel, han hecho estallar a varias personalidades y entidades “constitucionalistas”, entre las que se encuentra la que preside Pablo Hertfelder García-Conde, presidente del Instituto de Política Social. El presidente del IPSE, recientemente en unas declaraciones advertía que es de “extrema necesidad” la dimisión o destitución de Pablo Echenique, Irene Montero y Pablo Iglesias, principales responsables del Partido Unidas Podemos, por alentar a los grupúsculos radicales a tomar las calles contra el orden público y con actos vandálicos.

Para Hertfelder García-Conde, esta actitud, es una actitud anti-democrática y por lo tanto, vergonzosa para España, el líder del IPSE, ha exigido de inmediato que los líderes de Podemos hagan un pronunciamiento pidiendo perdón públicamente por contribuir al “desorden” en distintas Comunidades Autónomas al hacer que los fieles seguidores del rapero saliesen a las calles para quemar contenedores, agredir a policías y atentar contra negocios locales, reventando sus fachadas principales e incluso robando. En declaraciones del propio Pablo Hertfelder García-Conde, España tiene un serio problema y se llama “PODEMOS”, es por ello que ha exigido de inmediato a la Fiscalía General del Estado que actúe.

“No se puede consentir este tipo de acciones, agresiones a policías, quema de contenedores, destrucción de negocios locales... Lo peor es que PODEMOS se dedica públicamente a alentar a que se tomen las calles en signo de protesta...”- indica Pablo Hertfelder García-Conde, fundador del Instituto de Política Social (IPSE).