Es imposible ser un directivo inteligente y  responsable si no se trabaja sobre un plan elaborado previamente,  calculando los medios de qué dispone y fijando previamente los objetivos. 

Cuando me llamaron de “Roca” para crear, organizar y dirigir el Departamento que la segunda generación –hijos yernos de los fundadores--  consideraban necesaria para “mejorar” la imagen de la Compañía,  yo no tenía ni idea de lo que eran las Relaciones Públicas. Y así se lo manifesté a los tres hombres claves en el rumbo de la empresa que me habían llamado. Su respuesta fue lacónica: “No se preocupe, tiene un año para preparar ‘un proyecto’, en Barcelona hay buenas librerías, y confiamos en usted”.

Seguí el consejo y elaboré el proyecto que luego dirigí durante doce años. El éxito fue completo: se esfumó la “imagen del monopolio” que ignoraba olímpicamente  a clientes y, sobre todo, a los técnicos de la construcción, en especial a los arquitectos, que la primera cosa que  casi todos me decían: “Cuando se abran la fronteras, no colocaremos un aparato ‘Roca’ ni pagándonos”

Doce años después las “primeras espadas” desde Sáez de Oiza a Coderch de Setmenat,  pasando por Rafael Leoz, Tous o Fargas,…todos los que figuraban como innovadores en  la arquitectura, respondían  a nuestra llamada, por ejemplo, para ser jurado en los concursos para a los estudiantes de la Escuelas Técnicas  o para una visita de sus Colegios Regionales, a fábrica y contrastar ideas con las de nuestros ingenieros.

Ahora bien los métodos de trabajo difieren en la especialidad pero no en el modo de organizarlo.  Por eso, una vez comentados ya,  los fundamentos sobre los que se apoya el éxito de la Sinagoga de Satanás, abordamos lo importante: su proyecto y plan de acción.

Alguien  tachó mi tesis de “visión infantil” de la realidad de la vida… ¡Qué más quisiera yo que poder reírme de un enfoque tan “simplón”, creyendo en la existencia dos bandos, uno de todos buenos y otro de todos malos, que luchan  entre sí para hacer prevalecer sus ideas! La vida es otra cosa. En su mayoría, la gente sólo tiene una gran preocupación: trabajar y trabajar todo el día para llevar el sustento a los suyos. Las ideas y los principios mueven muy poco sus manos y sus pies, no les sobra el tiempo para pensar. Siempre es una minoría la que sostiene las luchas por la cultura, la moral o la religión. Lo repito: tienen muy ocupado el tiempo en temas muy a ras de tierra...

Ver la vida social en forma tan ingenua  no es el estilo de quienes dedicamos  tantas horas o más a la lucha por los valores que al ejercicio de la profesión laboral que nos permite sostener a la familia.

Aclarado este punto subrayemos esto: la Sinagoga de Satanás tampoco peca de ingenua. No hace nada con  improvisación, como he dicho ya muchas veces,  actúa  sobre un proyecto perfectamente estudiado en todos sus detalles. Lo tiene,  por supuesto,  y lo guarda muy en secreto, aunque la divina Providencia –que  existe y dirige los acontecimientos con mano maestra—interviene cuando lo cree oportuno.  Es el caso de la ·filtración ocurrida a finales del siglo XIX cuando “inexplicablemente” –y así sigue--, aparecieron los “Protocolos de los Sabios de Sión“,  que son un resumen, o apunte, de lo tratado en el Congreso  sionista de Basilea (Bâle)  el año 1897. Fecha –como ven—muy concreta.

Una filtración o un despiste inimaginable tratándose de sionistas pero, indudablemente puesto en manos cristianas;  un documento de valor incalculable; ¡no tiene precio!  Por eso han usado toda su poderosa artillería para convencer al mundo de que se trata de una “falsificación (“un ‘faux’”de la  policía secreta rusa para fomentar el odio hacia los judíos. Empeño inútil, A estas alturas está demostrado  ser un documento auténtico. Sobra, perder tiempo en probarlo. Esas “actas” iluminan el “misterio” del Poder Supremo sin rostro y, me permiten poner al alcance de los incrédulos,  la explicación de lo inexplicable en la vida política y social que vivimos. Les garantizo que la lectura del libro “La piedra roseta de la Ciencia Política” les facilitará ver con  claridad meridiana lo que han tenido por niebla cerrada. Conocer el plan del Poder Supremo sin rostro, te fija los pies en el suelo y te aleja del mundo “virtual” en el que vive la Sociedad, creado por la prensa, la radio, las televisiones, el cine y demás instrumentos de manipulación de los hechos.…

Verán lo ocultado con maestría insuperable. Una cosa es evidente, ellos,  el arte de ocultar lo llevan en  los genes. Si el pueblo elegido de Jehovah  --y, finalmente rechazado--  ha llegado donde está, y es lo que es,  lo debe, en lo humano,  a su capacidad para despistar al mundo.  Odiado y perseguido,  pero insumergible. Hasta el Viernes Santo, ciertamente,  el propio Creador lo   protegió pero él puso su parte,  que es ya su esencia. Los sionistas lo han sintetizado magistralmente en esta frase: “Somos invencibles, porque somos invisibles”.  Solo una mente genial, puede sintetizar en forma tan precisa y real, una verdad,  como lo hacen esas cinco palabras. Todo el mundo ·ha oído hablar” del Sionismo,  pero “nadie lo ha visto...

Una verdad para tener siempre presente.

Con dicha lectura ampliarán  muchos conocimientos que igualmente  propagan…. Cuando gobierne el rey único universal sionista, en un mundo globalizado, lo  dirigirán exactamente al revés, de cómo “hacen gobernar a sus peleles” en las naciones   “goyim”. Por ejemplo: abolirán  la independencia en el pensamiento humano, arrancarán de cuajo el liberalismo,  acabarán con las sociedades secretas eliminando físicamente --los que haga falta-- si no lo entienden, la corrupción será un crimen imperdonable… El único sistema que seguirán utilizando lo resume esta frase: “someteremos a los ’goyim’ por el estómago”.

¡Nada nuevo”, pues sus “fieles” instrumentos de Gobierno—los marxistas, especialmente--  lo utilizan  siempre,  para  esclavizar a los pueblos. En  breve lo comprobaremos en España.