Exactamente, 2. 433 bebés muertos según el oficialnoico VAERS (Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas, de sus siglas en inglés). Más muertes fetales, pues, en los últimos 11 meses que en los tres últimos decenios. Reitero, todo según la falsaria versión oficial. Muertes acaecidas tras recibir sus respectivas madres embarazadas una de las inyecciones de la timovacuna. Preferentemente, Pfizer (1862 muertes) y Moderna (656 fallecimientos). Abortos espontáneos, dizque. Pero deliberadamente buscada tal “espontaneidad”, valga la aparente paradoja.

Más de 99.000 muertes de fetos, dato real

Y recordemos, otra vez, que el mes pasado, el New England Journal of Medicine admitió que el estudio original utilizado para justificar que los CDC y la FDA recomendaran la "vacunación" a las mujeres embarazadas devenía completamente fraudulento

Y un dato esencial que no se puede ni se debe eludir: los CDC y la FDA tiran a la baja, escandalosa y corruptísimamente, muy a la baja. La doctora Jessica Rose nos explicaba recientemente que los resultados de estos dos putrefactos entes yanqui ofrecen un factor de subestimación 41 veces menor que los datos auténticamente reales. Esto significa que probablemente se han producido más de 99.000 muertes de fetos como consecuencia de las inyecciones del Tecno-Raticida transgénico hasta la fecha.

…Si desean terminar el artículo pinche aquí.