No, la cabecera de este artículo no es culpa del corrector, ni de que este diario puedan leerlo menores, que puedan sentirse dañados con otro calificativo.

La culpa de este encabezamiento la tenemos todos nosotros, los ciudadanos, los usuarios de la SANIDAD.

Hace poco tuve que ir en varias ocasiones con dos niños, a experimentar como usuario, las consultas a los Pediatras en algunos pueblos de la Sierra Norte.

En concreto, los servicios de Pediatría de Pedrezuela, El Molar y San Agustín de Guadalix. ¿Y por qué este peregrinaje, o turismo sanitario?, se preguntarán. Pues porque no me dejaron otra opción,

No tengo queja del personal sanitario, absolutamente amable y eficiente en su labor diario, pero estoy totalmente indignado con la Comunidad de Madrid, que es la responsable del servicio.

A principios de este 2018, lleno de buenos deseos, no existe sustituto al pediatra de Pedrezuela, el del Molar atiende por una lista a partir de las 9 y sólo por las mañanas, y en San Agustín los niños, nuestros niños, se encuentran en una situación similar.

¿Y cuantas quejas han puesto los padres ante esta situación? Pues muy pocas, y por esto éste artículo.

Los culpables del estado de los servicios públicos son los ciudadanos, los ciudadanos que no se quejan con esperas superiores a las 4 horas, por la falta de ambulancias, de personal en los centros de salud, de centro de especialidades en la Sierra Norte,….

No se trata ya de que la culpa sea de los ciudadanos que acudimos a urgencias con cualquier dolencia, no, la culpa es de quien organiza el servicio, que ni prevé ni sustituye las bajas, que no pone los medios, y por supuesto de los que esperando cuatro horas no pueden poner, en un ratito de esas 4 horas, una queja o reclamación.

Para facilitarles el trabajo, cuando se encuentren con una lista de espera de meses, de urgencias en el Infanta, en el Centro de Salud, ó en Urgencias, les remito el enlace para presentar “Reclamaciones, Sugerencias y Agradecimientos en Centros Sanitarios”

Hace un tiempo escribí una serie de artículos para pedir la “Independensierra”, y hubo quienes escribieron que no era para tanto, ¿no les parece la gestión de la Sanidad en la Sierra de Madrid una razón número 100?

Además de escribir comentarios en redes sociales, ¿Les importaría mandar algún mensajito a la consejería de sanidad? ¿abrir una petición en change.org como ésta que sólo obtuvo 7.000 firmas? A lo mejor de esta manera conseguimos, entre todos, mejorar las cosas.

Por cierto, también tienen el papelito con copiativo para llevarse de recuerdo en los centros de salud y urgencias, ¿podrían levantar un momentito la vista del whatsapp y pedir una hoja de reclamaciones? Así no se perdería esa tendencia a veces tan útil de escribir lo que uno piensa, con el teclado ó con el bolígrafo.

Y si no, para no ponerse malos, ya saben el dicho, “una fruta al día, de médico te ahorraría”