El pasado Sábado 3 de Marzo en Manzanares el Real, un grupo de mujeres que se encontraba en el polideportivo municipal para realizar una actividad lúdico deportiva, fue expulsado del lugar por la policía a demanda del concejal de deportes.

 

En la mañana del sábado 3 de marzo, un grupo de doce mujeres de Marzanares el Real, acompañadas de algunas de sus hijas, quedaron para realizar una actividad lúdico deportiva en el Polideportivo municipal, ya que aquella mañana estaba lloviendo y dicho espacio permanece abierto para uso libre y público en los fines de semana en los que climatología es adversa. Dicho grupo se colocó en una esquina del campo, fuera de pista y sin obstaculizar ninguna otra actividad. Tan sólo otras siete personas (seis niños y un adulto) estaban utilizando el polideportivo en ese momento, jugando al fútbol, cerca de las porterías; por lo que el espacio se percibía prácticamente vacío.

 

En seguida se acercó al grupo de mujeres la persona responsable del lugar a comunicarle la prohibición y el no derecho de estar allí, argumentando que era un espacio de exclusivo uso infantil, por lo que se las solicita que abandonen el lugar. Sorprendidas, el grupo de mujeres solicitó ver tal normativa del uso del espacio por escrito, dado que había otros adultos en ese momento usando el espacio. A dicha petición, la trabajadora responde que no dispone de la normativa por escrito, por lo que el grupo de mujeres le agradece la información, se dan por informadas y prosiguen su actividad con total normalidad. Transcurridos quince minutos aparece un hombre que directamente se dirige a ellas con una actitud nada dialogante. Las comunica que tienen que abandonar el espacio, sin ni siquiera presentarse, ni preguntar quiénes eran o qué actividad las había llevado allí. De nuevo argumenta que el espacio está destinado al uso exclusivo deportivo infantil, y que por ser un grupo, no pueden estar allí, por no ser asociación y no haber alquilado la instalación. Se le vuelve a solicitar esa normativa del uso del espacio por escrito, momento en el que se presenta, Sr. Gabriel Enrique Marín García, concejal de deportes del Ayuntamiento de Manzanares el Real, para dejar patente su autoridad, y evadiendo el aportar dicha regulación. Inmediatamente alza el tono de voz, las falta al respeto (llamándolas “tontos” por no aceptar sus argumentos) y las amenaza gestualmente con la mano. El Sr. Marín llama a la policía para que las expulse del polideportivo, y ya con la policía intermediando reconoce que dicha prohibición del uso y permanencia en el espacio por ser grupo y ser adultas, no existía por escrito, ni estaba publicada, ni al alcance de las ciudadanas y ciudadanos. La policía, tras evaluar la situación, considera que no existe perjuicio alguno con la presencia de este grupo de mujeres y niñas en el polideportivo, y no entiende los motivos por los que el Sr. Concejal exige su expulsión, a lo que éste les responde, zanjando la discusión “ya te lo explico luego”. Finalmente el grupo de mujeres abandonan el espacio bajo coacción : “lo que conseguís con este comportamiento es que no se vuelva a abrir el polideportivo para los niños los fines de semana”, las reprochó.

 

Parece ser que éste no es un caso aislado de discriminación y exclusión del uso del polideportivo municipal de Manzanares el Real. En los últimos meses otras mujeres han sentido también discriminación y exclusión a la hora de ir a disfrutar el espacio acompañadas sus hijos e hijas en el horario de uso libre.

El sentir general de este grupo de mujeres es que el ayuntamiento de manzanares el real en sus instalaciones y recursos aplica normativas arbitrariamente ya que estas no están reguladas.

 

Qué sentir, de las vecinas de un pueblo que nos las deja desarrollarse en él.