Se podría decir que en España se ha llegado al kaos más despótico. El kaos de la desidia, el de la resignación y el de la claudicación. Entre el gobierno de la verdadera anti España y la oposición que no se opone a nada y solo graba video y querellas, estamos apañados.

Las ciudades de España deberían estar ya llenas de españoles exigiendo justicia contra este socialismo que se ha convertido en una herramienta muy dañina y contra la monarquía parlamentaria del 78, que es la dictadura globalista mas caníbal que haya tenido España. Pues estas últimas noticias de esta semana nos amenazan que podrían subir los impuestos otra vez. Podrían hacerlo porque para crear un verdadero ejército de funcionarios al servicio de los políticos y de su sistema, no hay más remedio. Pero también para mantener y garantizar la supervivencia de este sistema. El saqueo del pueblo español está en pleno desarrollo.

 

Estamos ante una descomposición absoluta. El sistema ha muerto españoles

 

Los famosos chiringuitos (que empezó a denunciarlos VOX), siguen creciendo, pues resulta que ahora VOX parece que se ha convertido en el mayor de sus insultos, al deducir por lo que se lee de sus concejales y afiliados por toda España, por lo que no hay que esperar nada de ellos. Solo videos y querellas. Eso sí.

Los inmigrantes que acaban de asaltar las vallas por Melilla serán en parte (o quizás todos quien sabe) legalizados masivamente y entonces los patriotas verdes ya estarán contentos. Su discurso de inmigración necesaria, inmigración buena o inmigración ilegal se habrá acabado. Pero da igual. Estamos ante una descomposición absoluta. El sistema ha muerto españoles.

Por todo esto y decenas y decenas de páginas que se podrían escribir hoy, aquí ya no se trata de poner parches, de arreglar más o menos lo que lleva descomponiéndose más de 45 años. Que no….que no se puede. Hay que restaurar España desde las ruinas sociales, desde las ruinas territoriales, desde las ruinas culturales, desde las ruinas económicas y sobre todo, desde las ruinas morales y espirituales a través de la educación y la juventud. No hay soberanía en nada.

 

La vieja política que debe de desaparecer de una maldita vez. Del PPSOE hasta el PODEVOX actual.

 

La economía está quebrada y no sabemos aún cuál será el resultado final. Eso sí. El resultado a corto plazo ya lo sabemos. Subidas de impuestos permanentes a velocidad crucero. La energía más cara de Europa en la despensa de Europa. La invasión sin precedentes que ya está siendo admitida y aceptada por todos los españoles. La falta de modelo productivo y el sistema corrupto de la vieja política que debe de desaparecer de una maldita vez. Del PPSOE hasta el PODEVOX actual.

Solo es posible el inicio de un nuevo modelo proceso constituyente que ponga en tela de juicio con elecciones trasparentes de una maldita vez el verdadero deseo de los españoles a través de un referéndum. Cualquier partido político o movimiento ideológico que no proponga esto es un traidor y un sectario al servicio del globalismo caníbal. Hoy lo digo. Pero si se consiguiese eso, ese inicio y ese cambio total de política y de políticos, podríamos ver a España como una nación soberana, identitaria, ecologista, patriota y que refuerce los valores nacionales y ponga en valor la diversidad de la España unida y no de esta España insolidaria, que solo beneficia al medio millón de políticos que tenemos, sus asesores y todos sus chiringuitos y enchufes.