El patrón oro y el patrón trabajo compiten entre sí a la hora de llevarse el gato al agua ya que precisamente lo que impera en la actualidad es el patrón oro que hace gala de un capitalismo tan desdeñoso, tan ruin y tan macabro.

El capitalismo propagado cual peste bubónica por el liberalismo subyace del interior para así dotar a los pueblos de un materialismo y egoísmo intransigente que dice representar la libertad individual.

Cuando la verdadera libertad del hombre es la proyección personal de este  sobre sus cosas.

Este liberalismo  actualmente impera en el primer mundo.

Liberales de salón como Manglano, Díaz Villanueva o Anxo Bastos abogan por un minarquismo anarco capitalista que no es otro que atentar contra la dignidad de la persona y del trabajador precario fomentando así la inmigración masiva del tercer mundo y la explotación al extranjero.

En España no puede, ni debe de haber paz mientras haya compatriotas nuestros sin un mísero duro ya que ahí radica la contradicción liberal. Otorga libertad a quien tiene el patrón oro, siendo desdeñoso y ruin con el paupérrimo trabajador que no llega a fin de mes.

El trabajador, tiene que escoger si come o paga la luz ya que así ahora mismo está España sumida en caos. Ahora eso sí con un gobierno Frente Popular comunista que invoca la lucha de sexos, obviando a los parados y siendo la putita barata de Soros y del globalismo.

Ya que parafraseando a Onésimo Redondo." El comunismo es un arma judeo masónica que sirve para desestabilizar a los pueblos."

El marxismo dota a los pueblos de miseria pese a ser sistemas herméticos, muy mal estructurados y nocivos para que aquel que estime la dignidad humana.

Félix Sardá y Salvany: Sacerdote y uno de los máximos precursores de la restauración católica escribió en 1.884. El libro titulado. El liberalismo es pecado.

Desde una óptica netamente moral, así es ya que al igual que el marxismo su filosofía es dar la espalda a Dios. El parlamentarismo liberal Jacobino asevera que se puede votar en las urnas. Si dios existe o no existe. Marx directamente dice que es el opio del pueblo ignorando que el ateísmo es un desierto.

El verdadero opio es el marxismo destructor de patrias que arriba al poder justificando el asesinato de masas famélicas y una vez encorsetado allí invoca la dictadura del proletariado con un sistema de partidos único.

Cuando el problema del pueblo español, precisamente es su clase política, desdeñosa, ruin y enfrascada en debates bizantinos que obvian las calamidades y penurias de nuestros compatriotas.

Una patria sin Dios no se sustenta y para que esta sea justa precisamente tiene que haber un sindicalismo que en su definición consiste en ligar la Nación con lo social.

Una Nación no es de la clase social más fuerte o del partido político que más votos tenga, precisamente la verdad es verdad con 100 votos y la mentira hoy en día tiene millones de votos. (JAPR)

La extrema izquierda se aprovecha de la ignorancia de sus votantes usando como artillería  su resentimiento con una guerra que originaron ellos y perdieron por culpa de su ineficacia ya que azuzaron un clima gris hasta contaminarlo del todo.

Para desmontar al capitalismo no hace falta apelar a la lucha de clases sino al corporativismo que hace de cordón umbilical entre unos y otros para así solidificar los cimientos de un estado con una verticalidad exacta en el que el motor de la economía sea el trabajo en beneficio de todo un pueblo.

Tampoco queremos reyes idiotas que no sepan gobernar ya que la monarquía es una etapa anticuada ya gloriosamente fenecida que nada tiene que ver con los reyes católicos que derrotaron al Islam en 1.492.

Allá donde el Islam florece. La libertad perece.

El ostentar la jefatura del estado no significa ser  el rey Midas sino más bien un militar que enseña disciplina, patria y humildad ya que se gobierna siempre en una vocación de servicio.

 Camaradas vale quien sirve! Ya que para ostentar una jerarquía primero va implícito la obediencia y una vez acatada esta, tener posesión de liderazgo.

Desmontando así el falso estado de Bienestar de la nefasta clase política y los chaperos sindicatos que le hacen una garganta profunda al empresario explotador que usa a los negros como cobayas de laboratorio.

Aprovechando así las derechas e izquierdas las circunstancias del globalismo y sus temibles consecuencias que no son otras que el desamparo y la desesperación de dejar en la cuneta a la masa laboral.

Decía el falangista. Eduardo García Serrano y articulista asiduo de esta casa en donde un humilde servidor colabora con frecuencia. "El trabajador mayor de 45 años está jodido a perpetuidad" y tal es así que se fuerza al trabajador nacional a mal vivir con el paro y los más desdichados están en la puta calle con sardinas en latas y un mero chusco de pan.

No se puede hablar de patria sin que en esta resida una justicia social que de una garantía no de acomodo, sino de progreso.

Carpinteros, ebanistas, barrenderos y obreros enfrentados entre sí como los quiere el marxismo para que las calles estén llenas   de sangre, mientras el liberalismo orina  los derechos básicos manoseados en la constitución creada el 6 de diciembre que lo único que hace es fomentar el paro incrementándolo.

Claro que hay empleo, precario y temporal esclavista sin una remuneración digna para emanciparse del lecho conyugal y a día de hoy un chaval joven no puede formar una familia, ni mucho menos tener hijos ya que estos son un artículo de primera necesidad.

El capitalismo convierte los lujos en necesidades y el socialismo horizontal convierte las necesidades en lujos. Ambos están cortados por el mismo patrón.

La vida no es un camino de rosas, sino milicia que lo único bueno que tienen los tiempos difíciles es que crean súper hombres y los tiempos de una aparente bonanza crean  eunucos y débiles que habitan en sus entrañas.

Nosotros somos como el Ave Fénix y resurgiremos de nuestras cenizas.

La democracia actual está a punto de pasarle como a Ícaro. Que querrá volar tan alto en el cielo Europeo y el cálido sol le quemará las alas.

Nosotros seguimos el consejo de Dédalo volamos por debajo del radar sin llegar hasta la cúspide ya que a nosotros nos puede la humildad y no la soberbia.

Además a nosotros nos ha tocado la ardua tarea de volver a empezar ya que la juventud es idealismo, esfuerzo y conlleva hacer sacrificios para así echar la vista al pasado, combatir al presente y tener en la retina el devenir del futuro.

"A cada época la salvan unos hombres con coraje de ser inactuales". (G.k Chesterton)

En los sistemas comunistas que hoy anidan y en el capitalismo del primer mundo. "El dinero es el sustituto técnico de Dios". (Edmund Burke)

A Alemania y a Italia precisamente en el periodo de la Europa de entre guerras consiguieron sobrevivir a la crisis del 29. Época del crack del New Deal precisamente porque la política exterior era hermética y se sustituyó el patrón oro por el patrón trabajo, reduciendo el paro a un 3%.

Por encima de la democracia y la libertad. Está la seguridad en el que va implícito consigo la dignidad, la libertad dentro de un orden establecido.

Nacionalismo soberano, concepto social netamente tradicional en toda su totalidad son la auténtica panacea para el trabajador ya que todo trabajador necesita un padre protector para salvaguardar sus intereses y que persevere su salud e integridad física.

Con una seguridad social que otorgue protección de primera necesidad.

Obreros españoles.

La patria os llama.

Ser sus hijos fieles.

Trabajarla con vuestras manos.

Ya que madre solo hay una.

Al igual que Dios.

No hay mayor privilegio.

Que levantar la patria

Junto al alba.

Vuestras manos están sucias.

Pero vuestro corazón limpio y puro.

Ya que el diagnóstico es honradez, decencia y humildad.

Que no os priven de vuestra nacionalidad.

Y que aflore vuestra Españolidad.

Camaradas, por Dios y por España.

Hasta el cielo con ella