El dolor es la respuesta que tiene el organismo cuando las terminaciones nerviosas reciben una gran cantidad de estímulos y el cerebro envía una señal de advertencia. Dichos estímulos pueden ser el producto de un exceso de calor o un golpe fuerte. Afortunadamente en la naturaleza encontramos grandes plantas que nos ayudan a combatir este tipo de dolor de forma natural.

 

En la actualidad existen diferentes tipos de medicamentos que pueden ayudarnos a reducir el dolor sin importar la intensidad de estos.

 

Sin embargo, el uso excesivo de analgésicos convencionales pueden tener efectos adversos para la salud, sobre todo porque están realizados de  sustancias químicas que no funcionan bien en todos los órganos del cuerpo.

 

Es por esto que desde hace algún tiempo se utiliza el uso de plantas medicinales, que por sus componentes, tienen un efecto similar a la droga y no causan reacciones adversas.

 ¿Quieres saber más?

Menta

A pesar de que los principales beneficios de la menta es aliviar la inflamación del estómago, también tiene un interesante efecto analgésico que puede disminuir el dolor gástrico y otras enfermedades asociadas.

La mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es a través de una infusión. Es aconsejable tomar 3 tazas al día.

Valeriana

Esta planta se hizo muy popular en todo el mundo por su efecto calmante, que nos ayuda a controlar la ansiedad y el estrés.

Pero más allá de este beneficio tan importante, también se descubrió su acción analgésica, que puede aliviar los problemas comunes, tales como espasmos, dolor de cabeza o calambres musculares.

La mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es a través de una infusión. Es aconsejable tomar 3 tazas al día.

Canela

Aparte de ser utilizada como una especia que aporta sabor y un aroma agradable a nuestros platos, la canela tiene un efecto analgésico que puede disminuir el dolor muscular, los calambres y los espasmos.

 

La mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es a través de una infusión. Es aconsejable tomar 3 tazas al día.

Romero

El romero es una planta que tiene efecto analgésico, es útil para aliviar el dolor de cabeza, cuello y espalda. También tiene una acción anti-inflamatoria ideal para aquellas enfermedades que afectan a las articulaciones y los músculos.

La mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es a través de una infusión. Es aconsejable tomar 3 tazas al día.

Ortiga

La acción analgésica de esta planta es tan buena que puede aliviar el dolor severo como los causados por la artritis y la gota.

Sus compuestos anti-inflamatorios combinados con el calcio y el silicio, tienen un efecto calmante, mientras que fortalece los huesos.

La mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es a través de una infusión. Es aconsejable tomar 3 tazas al día.

Lavanda

Las propiedades medicinales de la lavanda incluyen un efecto analgésico suave que puede disminuir el dolor causado por la rigidez en el cuello o alguna lesión muscular.

Esta planta se puede utilizar en forma de aceite esencial para dar masajes. Si el dolor es en la zona baja de la espalda, te recomendamos aplicar una compresa empapada en infusión de lavanda en la zona afectada durante 10 minutos.