Se extingue la voz clara y determinada, firme, templada y formada, sincera, valiente y honrada de esa mujer coherente, rival y taimada que defiende la España que soñaron quienes frente al rupturismo guerra civilista de algunos resentidos que buscaban ganar en 1975 lo que perdieron en el 39, la dictadura del proletariado, nos ofrecieron la reforma política que abría el debate de ideas, la libertad entre diferentes, la igualdad para todos y la reconciliación de aquella concordia que se dieron quienes se mataron en el 36 hacia otros 40 años de paz en prosperidad.

Con su destitución España pierde un adalid de la libertad y la regeneración política que tanto necesita España y el PP. 

Casado la destituyó porque no quiere dar la batalla cultural que ningún Español pidió e inició la izquierda, una batalla en la que el PP de los complejos desertó durante décadas, 

En el combate de los valores, de la verdad  y de las ideas se constituye la base moral del centro liberal, un combate necesario e irrenunciable en el que Cayetana estaba empecinada y por la que la presidencia del congreso censuró su intervención en el diario de sesiones, tras desenmascaró el origen terrorista de la familia del petulante comunista rupturista Pablo Iglesias, ese que disfrazado de demócrata defiende reescribir la historia de ETA, blanqueando sus crímenes, los de su padre terrorista, los del chivato de su abuelo miliciano - colaboracionista con Falange - o los crímenes de aquellas izquierdas que pidieron y provocaron la guerra civil, léase, imponer por ley la desmemoria histórica que cuenta lo de unos malandrines generales aburridos que se alzaron en armas porque si, el de-constructo sociológico de la lucha de géneros hacia el odio entre sexos o generaciones, de guerras inexistentes o felizmente pasadas, hoy tristemente reabiertas y desenterradas.

En su lucha porque prevalezca en el diario de sesiones sus palabras cercenadas por la intolerancia presidencia del PSOE, violando en el templo del ebate la libertad de expresion y la verdad historica, el PP de los complejos tampoco va a estar, la dejan tan sola como en su defensa de no negociar los presupuestos con un PSOE rupturista que tuvo la mano tendida para un gobierno de mínimos y prefirio la radicalidad del Chavismo Podemita de Iglesias, ese valiente feminista "macho-alfa" del latigo con mujeres periodistas y el hurto de tarjetas SIM, que busca derrocar la monarquia hacia otra de caracter hereditario como la Cubana, un rupturismo en el que Sanchez ejerce de Poli bueno y Casado muy pronto de Mamporrero.

La entrevista en El País y sus diferencias en cómo tomatear el reparto judicial, un debate a la que ni se la ha invitado, parecen ser el broche de las razones aducidas por Casado para destituirla como portavoz.

El colmo para Cayetana, quejosa de la rigidez del partido de Casado con el ejercicio de la leal independencia de dirección del grupo parlamentario que ella protagonizó, es ser calificada en su partido como cercana a VOX, una opción política que no paro de criticar por su rígido carácter mesianico, algo que Casado demuestra también ejercer, mientras llaman moderada a Isabe Diaz Ayuso, quien gobierna con ellos en coalición.

La crisis de Cayetana evidencia que todas las caras nuevas que busco un PP descabezado tras la debacle Rajoy, desangrado con la aparición de VOX, era solo otra cortina de humo para confundir al elector, pero en esencia no representa cambio alguno en el tradicional rendicionismo Popular con sus bases sociales, sino otra operación de marketing político, el mismo que protagonizó Rajoy para obtener una mayoría absoluta irrepetible y traicionada, que tiró in miserablemente al vertedero de la historia.

Con la decapitacion de esta mujer, hoy es más evidente que nunca que el PP es solo otro partido socialdemócrata del establishment político europeo, y Cayetana, como millones de españoles, un verso libre incómodo pero leal, a españa, el centro liberal y a la verdad.

"Ser leal contigo mismo es el único modo de ser leal con los demás"