Usa, con todas sus miserias, señera grandeza: alejada desde siempre de pestes totalitarias. Fascistas y, sobre todo, comunistas. Porque el congresista estadounidense, Mike Waltz, sabe muy bien de qué va el comunismo, qué difícil (diríase imposible) es echarlo  del poder cuando lo alcanza y la amenaza que representan los regímenes comunistas para Estados Unidos. Waltz, recordatorio, perteneció a los Boinas Verdes de élite y ha estado con la milicia yanqui en diferentes lugares del mundo como oficial de las Fuerzas Especiales. Waltz fue condecorado con cuatro estrellas de bronce y sirvió en diferentes misiones en lugares tan dispares como Afganistán, Medio Oriente y en todo el continente africano.

Comunismo genocida y nuevas generaciones, olvidadizas

Su visión sobre el comunismo no deja dudas ninguna clase. “El comunismo ha matado más que cualquier otra ideología, el comunismo ha matado más que el fascismo, ha matado más que cualquier otra forma de gobierno", subrayaba esta semana en una rueda de prensa en la que se presentaba la ley CCT - Crucial Communism Teaching Act - que busca educar a los jóvenes en las escuelas americanas sobre la nigérrima herencia del turbión de crimen, latrocinio, miseria, represión, ruina, horror, opresión, consumado liberticidio, espanto del socialismo/comunismo

Mientras que en Estados Unidos uno de cada tres miembros de la denominada generación Z (los nacidos entre 1994 y 2010) posee una mirada favorable- muy favorable, en muchos casos – hacia el comunismo, congresistas como Waltz elevan su voz todo lo que pueden para explicar de qué trata exactamente este sistema genocida. El representante recordó que el comunismo para ponerse en práctica debe ser ferozmente autoritario y despótico: esto es lo que ha ocurrido históricamente y lo que ocurrirá siempre.

El Gran Leviatán, avatar del socialismo/comunismo

Sostiene Waltz que “siempre tenemos un segmento de la sociedad que aprenderá a través de la sangre y a través del autoritarismo, que no importa cuán duro trabajen y se sacrifiquen, no importa lo que ellos hagan, el Gobierno se los quitará. También tienes otra parte de la sociedad que aprende que no importa cuán poco hagan, el Gobierno les dará. Esa es la muerte de la libertad. Eso es lo que sucede bajo el comunismo”.

Sobre el citado proyecto de ley, Waltz, representante de Florida, señaló que la iniciativa debió presentarse hace mucho tiempo. Recordó que su generación creció en durante la Guerra Fría y entendía (y entiende) perfectamente la amenaza que el comunismo representaba (y representa), pero que ahora mucha gente no lo entiende. “Estamos en una nueva guerra fría con un nuevo régimen comunista, el Partido Comunista chino. Tenemos que despertar”, afirmó Waltz en la citada rueda de prensa…

…Y encaminándonos, ya sin disimulo, hacia el paulatino y liberticida cumplimiento de la comunistoide Agenda 2030, necesarias son las palabras de Waltz. Socialismo/Comunismo, esencialmente miserable. Generador de múltiples miserias (morales, espirituales, antropológicas, religiosas, económicas, de principios...). Socialismo/Comunismo: miseria total. Socialismo/Comunismo o muerte, valga la redundancia. En fin.