Aunque en el reparto del macabro pastelón de David Rockefeller, Soros se ha dedicado preferentemente a comprar medios y Gates a los temas de "salud", también el soplacirios fundador de Microsoft tiene untada a un gran parte de los periodistas de todo el mundo. Casi veinte mil subvenciones "filantrópicas" que la Fundación Bill y Melinda Gates habían otorgado hasta fines de junio. Entre ellas, más de 250 millones de dólares destinados al "periodismo". Animalitos, les comprendo, aman tanto la libertad de expresión.

Te compro, al menos te alquilo...

Los destinatarios incluyen, por ejemplo,  BBC, NBC, Al Jazeera,  ProPublica ,  National Journal ,  The Guardian , Univision,  Medium ,  Financial Times ,  The  Atlantic , Texas Tribune, Gannett,  Washington Monthly ,  Le Monde y el Center for Investigative Reporting. También se repartieron la pasta de los Gates organizaciones "benéficas" afiliadas a medios de comunicación, como BBC Media Action The New York Times'Fondo. O compañías de medios como Participant, cuyo documental  Waiting for Superman  apoya la infausta forma que tiene Gates de concebir la educación.

Gates unta, también, organizaciones periodísticas como el Pulitzer Center on Crisis Reporting, la National Press Foundation y el International Center for Journalists, aparte de toda una panoplia de otros grupos - " creadores de contenidos "- como Leo Burnett Company, una agencia de publicidad a la que Gates encargó la creación de un “sitio de noticias” para promover el éxito de los grupos que se hallan bajo su férula.

...y algún chanchullito

En muchos casos, chanchullos a tutiplén. Turbios destinatarios. Los beneficiarios dicen que mercadearon, a su vez, parte de la pasta de los Gates como “subvenciones” a otras organizaciones periodísticas, lo que complica algo vislumbrar con precisión la panorámica completa de cómo Gates tiene untados a tantos voceros legitimadores de sus porquerías vacuneras. Y más allá de las vacunas. En fin.