**”El juez imputa a Repsol y Caixabanc por el espionaje de Villarejo a Del Rivero”. Las conductas mafiosas de grandes empresas del Ibex. Pero, ¿por qué no imputa a la jefa de fiscales del Doctor, compinche de Villarejo y pareja de un juez delincuente? La justicia en manos de delincuentes. En una democracia fallida y un estado casi fallido.
**Opinadores y analistas denuncian las incontables fechorías del gobierno en relación con el virus, y que se resumen en el país  o uno de los países con mayor número de muertes proporcionales. Se trata, evidentemente, de un gobierno criminal que debería ir a la cárcel, pero a esa evidencia nunca llegan los análisis: exponen los hechos y no la conclusión. ¡Tanto miedo tienen a la mafia gobernante!
**El gobierno que más ataca la seguridad y la integridad quiere una ley de crisis que llama de seguridad nacional, como llama democrática a una ley contra las libertades. ¿Qué entiende por crisis esa mafia? Quizá manifestaciones masivas contra él, como las que hubo contra Maduro. Quizá que VOX gane mayoría en las urnas. 
**”Sánchez desautoriza a Garzón”, dice el estúpido periodismo español. Como desautorizó a Podemos.
**”Sociedad civil catalana pide apoyo a los españoles para librarse del chantajes de los independentistas”. a) No son independentistas, sino separatistas: Cataluña comparte la independencia de España, tan menguada por  los gobiernos PP y PSOE. b) No son “los” españoles, sino “los demás” españoles. c) Los principales autores del chantaje y del golpismo permanente, son los gobiernos PP y PSOE: sin su apoyo al separatismo no habríamos llegado al golpismo permanente. La precisión en los términos es esencial en política.
**”Sociedad civil catalana” habla de “reconstruir España”. Y tiene razón. El país ha sufrido durante largos años una tenaz corrosión de su unidad nacional,  de su independencia y de las libertades,  que exigen otro discurso, otra decisión y otro impulso. Lo más parecido a ello actualmente es VOX, un partido de extrema necesidad.
**El presidente de Sociedad civil catalana  pide al gobierno que “fije con claridad los límites para generar seguridad y tranquilidad”. Aquí ya entramos en el terreno de la bobaliconería. ¿Por qué no se lo pide directamente a los separatistas? Ellos y el gobierno son cómplices en el mismo designio.
**Dice una tiorra separatista  que “Cataluña no odia a España” ¿Cómo va a odiarla, si siempre fue parte de ella? Otra cosa son los separatistas, vulgo catalufos. Como  decía el “moderado”  Ventura Gassol: “Nuestro odio contra la vil España es gigantesco, loco, grande y sublime. Hasta odiamos el nombre, el grito y la memoria, sus tradiciones y su sucia historia”.  Como miembro de la “raza catalana” se sentía superior a los demás españoles. Durante la guerra tuvo que huir de la FAI, luego se exilió en Méjico, y volvió libremente,  en 1972,  a la terrible dictadura franquista, dejando de soltar tonterías por un tiempo. Hoy lo celebran los catalufos por todo lo alto.
**Nada hay más grotesco que la serie de “héroes” del separatismo catalán, desde  Prat de la Riba, Macià, Dencás, el “Capitá Collons”  o Companys hasta los estafadores Pujol o Batista i Roca y sus asesinos de Bultó y Viola.