No iba a cambiar ni cambiará. Sigue montado en el esquelético caballo que es España (quien te ha visto y quien te ve, España mía), intentando desmontar los escasos mimbres que nos quedan, en una muestra de puro despotismo pocas veces vista. Porque se no se trata, siquiera, de un despotismo con base ideológica, ya que a este sujeto lo mismo le da una cosa que la contraria, con tal de mantenerse en el poder. Se trata de su propio ego, de su vanidad y su apetencia por el poder a costa de lo que sea y de quien sea. Ahora, y tras su bochornosa “gira” por EEUU ha puesto cara de serio y se ha dignado dirigirse a quienes toma por sus vasallos.

Ha enviado una carta a los militantes de su partido (el “Sanchista”, claro) en la que, aparte de darse todo el “autobombo” imaginable y el no imaginable, tacha a la oposición de ser la más «furibunda e irresponsable de Europa» y asegura que España «ha resistido y ha avanzado» a pesar de su «actitud hostil». Y digo yo … ¿cuál es el papel de la oposición sino, como su nombre indica, poner de manifiesto los desatinos de quien ostenta el poder y oponerse a los mismos? ¿O, acaso, pretende que no exista ninguna clase de crítica a su desastrosa gestión de todo, y poder hacer lo que le dé la gana? Porque creo que a eso se le llama tiranía en estado puro que es lo que viene pretendiendo Sánchez desde que llegó al poder, y a los hechos me remito.

Evidentemente, en dicha carta ni una sola palabra sobre los indultos, su ausencia de las Cortes, las subvenciones incontroladas o su crítica a los jueces cuando le conviene. Sin embargo, sigue diciendo su carta, «nada parece ser capaz de detener la ferocidad de la oposición de derechas y ultraderechas. Ni la Constitución, ni la recuperación de nuestra economía, ni la concordia entre españoles. Así son las cosas», ha agregado en tono victimista, pero, así son desde su peculiar punto de vista, porque solo le importa él mismo, luego él y para terminar él (si acaso sobra algo). Un discurso que contrasta hirientemente con la realidad que hemos vivido y la que parece que seguiremos viviendo, justo antes de irse de vacaciones como si hubiese hecho los deberes (lo mismo que ya hizo el curso pasado).

Y es que, claro, nada importa que reparta los dineros de todos nosotros y los de los Fondos Europeos como le dé la real gana, favoreciendo descaradamente a quienes le apoyan (vascos y separatistas catalanes) en detrimento de las demás Comunidades. Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido su pulso con el Gobierno central y durante la celebración de la Conferencia de Presidentes (o como se llame), ha enviado un mensaje claro: "España es el único país cuyo Gobierno atenta contra los intereses de su capital". Porque eso viene a ser lo que ya dejó claro el malabarista del baile (Iceta) en otra carta que, previamente, envió a la Comunidad de Madrid diciendo lo siguiente: «En este sentido, y de conformidad con lo establecido en el artículo 151 de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, te agradecería que me indicases si la comunidad autónoma que representas suscribirá con posterioridad a la celebración de la Conferencia Sectorial el acuerdo alcanzado».[1] En conclusión: o aceptas el acuerdo o te quedas sin un euro. ¿Es esta, realmente, la “feroz oposición” a la que se refiere Sanchez? Menos lobos, por favor, que para lobos ya estáN caperucita y el propio Sánchez …

Porque si la simple manifestación de no estar de acuerdo con sus desatinos y majaderías (que de eso se compone su menú político), significa que debemos tragar con todo, apañados vamos. El empeño en cambiar el idioma con la jerga inventada por Irene Montero; el no comer carne (Garzón dixit); su empeño en castigar a quien reniegue de la historia oficial pero no a quienes ensalzan a los terroristas de ETA; su abuso (inconstitucional) de los estados de alarma, todo muy propio de un Estado de Derecho.  Y ahora nos viene con el reparto de los Fondos europeos con una flagrante y descarada desigualdad de trato entre las CCAA. Eso sí, a los separatistas catalanes, rancho aparte y cesión de lo que quieran que para eso le apoyan en el Congreso y como muestra la cesión de 1.700 millones de euros para el aeropuerto del Prat. [2]

Sanchez se ha permitido ir engullendo a todas las instituciones cuya finalidad consiste en controlar al Gobierno, como es el caso del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, la AIReF o el propio Consejo de Estado (que parece estar de adorno) y va tras los pasos del Tribunal de Cuentas y del CGPJ porque le incordian y no le dejan gobernar a su gusto. Lo de la separación de poderes y el Estado de Derecho se la trae al pairo porque aquí lo único que cuenta es que pueda seguir gobernando como le dé la gana. El control del Congreso es prácticamente inexistente, mientras siga dando lo que piden a sus socios parlamentarios vascos y catalanes, a quienes, por cierto, España les importa un pimiento. Y cuando los jueces o el Tribunal Constitucional le quitan la razón, pone el grito en el cielo (en el suyo, claro está) diciendo que carecen de “sentido de Estado”. Vamos que todo lo que sea oponerse a cuanto dice y hace o deja de hacer es, lisa y llanamente, una “oposición feroz.

Hace unos días el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno ha reprendido a la Secretaría General de Presidencia por haber remitido a un ciudadano a consultar en la web de Moncloa los datos relativos a la agenda del Presidente del Gobierno, que había solicitado haciendo uso del derecho de acceso a la información que reconoce la Ley de Transparencia. En concreto, el órgano encargado de gestionar las quejas de los ciudadanos en esta materia, ha estimado la reclamación de esta persona, a la que Moncloa no sólo no remitió la relación de los encuentros con asociaciones o entidades de todo tipo mantenidos por Sánchez sino que, además, le invitó a buscar lo que quería saber en el portal oficial del Gobierno (señal de que el Consejo no ha acabado de ser colonizado aún por Sanchez).[3] Segundo aviso a Sanchez tras el varapalo, aún no digerido, del Tribunal Constitucional sobre el primer estado de alarma, y esperemos que vengan muchos más.

Y es que, en plena crisis económica y con unas cifras de paro muy alarmantes, Sánchez se permite el lujo de subir el sueldo a todos sus Ministros y a él mismo y sigue repartiendo dinero a chiringuitos de muy dudosa utilidad pública.[4] El Gobierno de Sánchez es, sin duda, el Ejecutivo más grande y caro de la democracia, solo por detrás en tamaño del último equipo de Adolfo Suárez, que reunió a 23 ministros, y con él 24 como presidente. Con cuatro vicepresidencias, 18 ministros, y Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo, el último Gobierno del siglo XXI cuenta con, al menos, entre 28-30 secretarios de Estado, y cerca de 180 asesores del primer nivel del escalón.[5] Todo esto para no hacer nada (salvo discursos vacíos de autoelogio) porque el peso de la adopción de medidas contra la pandemia se sigue dejando en manos de las CCAA y que sean ellas quienes pechen con las críticas de los ciudadanos.

Y es que Sanchez es muy ligero sacando el talonario del Estado como si fuese suyo para premiar a quienes le elogian o le permiten seguir gobernando, aunque lleguen a humillarlo como están haciendo los separatistas catalanes. Le humillan a él que se postra ante ellos, pero nos humillan a todos los españoles porque está hablando en nombre de España (aunque no sea digno de tal cometido) y eso … no te lo vamos a perdonar, Sanchez. Tú podrás hacer el majadero, e incluso el ridículo, pero en tus ratos libres, por favor, que como Presidente del Gobierno, deshonras a quienes no tenemos más remedio que soportarte.

De modo que, con este triste panorama ante nosotros, me despido de todos enviando un recado a quienes siguen a Sanchez, por devoción, por idiotez o por gratitud ante sus favores, pidiéndoles que no olviden que el abuso del poder puede llevar a la locura, y en la locura todo es posible …incluso que Saturno se coma a sus propios hijos.

 

[1] Vid: https://okdiario.com/opinion/ni-vito-corleone-asi-extorsiona-gobierno-comunidad-madrid-7595704

 

[2] El encuentro, del que no se había informado oficialmente, buscaba aunar la postura de las dos Administraciones, tras semanas de tira y afloja sobre la conveniencia o no de apostar por una intervención en la pista de mar del aeropuerto de Barcelona. La obra supone afectar el espacio natural de La Ricarda, protegido por la Red Natura 2000 y ha levantado un frente opositor, básicamente de aquellos municipios más cercanos al aeródromo y de colectivos ecologistas. También dentro del propio Ejecutivo catalán hay muchas voces que recelan de actuar sobre las pistas, por el impacto ambiental que conlleva. Puigneró ha manifestado que el acuerdo no entra específicamente en este punto y que deberá ser un nuevo plan director el que defina cómo crecerá la instalación. El vicepresidente del Gobierno catalán ha admitido que hay que ampliar el campo de vuelo, pero no especificó cómo hacerlo sin afectar a la laguna de La Ricarda. Aena ha mantenido repetidamente que prolongar la pista de mar hacia la zona protegida con el sello Red Natura 2000 es la alternativa más sostenible posible .Vid: https://elpais.com/espana/catalunya/2021-08-02/el-gobierno-y-la-generalitat-se-reunen-fuera-de-agenda-para-negociar-la-ampliacion-del-aeropuerto-de-el-prat.html

 

 

[3] Pero, además, en su resolución, recogida por Europa Press, el órgano que preside José Luis Rodríguez Álvarez advierte a Moncloa de que remitir a los solicitantes de información a la Agenda del Gobierno publicada en su portal “resulta insuficiente para satisfacer materialmente los fines de la Ley de Transparencia”. Transparencia admite que el proceder de Moncloa puede ser “inatacable” desde el punto de vista formal pero le deja claro que no se ajusta a la finalidad de la ley invitar al solicitante a consultar una página “en la que se publican básicamente sólo los actos institucionales del Gobierno que son objeto de cobertura informativa y que está configurada como una agenda dirigida primordialmente a los medios de comunicación”. El Consejo reconoce en su resolución que la Ley de Transparencia no obliga expresamente a publicar las agendas de los altos cargos, pero insiste en que su publicación “contribuye directamente a procurar el fin al que sirve la ley: “Que los ciudadanos puedan “conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones”. Vid https://www.huffingtonpost.es/entry/transparencia-reprende-a-moncloa-por-su-respuesta-a-un-ciudadano-que-pidio-informacion-sobre-sanchez_es_6106ab0ee4b0d1b96e66f387

 

[4] Vid: https://ceutaahora.com/art/4974/la-tirania-de-un-egolatra

 

[5] Vid: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10660262/07/20/Sanchez-dobla-el-gasto-del-Gobierno-en-la-crisis-mas-dura-de-la-democracia.html