Dejé constancia en la primera parte de este artículo que,  interpretar los hechos de la vida diaria bajo el prisma del “materialismo”,  es utilizar las mismas armas que el marxismo y que, quien profesa una Fe, debe apoyar sus comentarios sobre los cimientos de esa creencia. Que quienes son consecuentes y lógicos son ninguneados, cuando menos. Aconsejé, además, tener siempre en cuenta la “Ley de la Historia” para acertar a la hora de emitir un veredicto sobre los acontecimientos. Y, finalmente,  di por seguro que mis aciertos los atribuyo a la aplicación de estos principios.

 Pero la razón de negarme a dar por buenos los  sesudos y elaborados artículos de los comentaristas de la actualidad es simplemente el verles quedar a mitad del camino. Nunca pasan del penúltimo escalón. Jamás  señalan al verdadero culpable, se quedan “a la puerta”-- con la secretaria--, no se atreven a  entrar y señalar al Jefe.

Cuando era más joven, me limitaba a señalar una causa de esa cobardía manifiesta: la falta de “arrestos”. Sigo creyendo que es la verdadera y única causa, pero con el tiempo he visto también razones  complementarias: mucha ignorancia, carencia de verdadera preparación, intereses de todo tipo, legítimos unos  y espurios, otros,..

Esa ausencia de auténtica virilidad --que no tiene miedo a las consecuencias de lo que afirma-- y la necesidad del “pan nuestro de cada día” dan como resultado la ausencia de la Verdad porque,  la verdad a medias que se trasmite, es la peor mentira.

He pasado mi vida luchando contra esa “verdad a medias” que impera en los encargados de informar al pueblo e ilustrarlo sobre  la realidad cotidiana, con poco éxito.

Trataré de explicarme. Los periodistas y comunicadores, los políticos  y cuantos contribuyen a crear “opinión”, nos presentan lo que está pasando en España, lo mismo con las decisiones del Gobierno, que en las Cortes o en los partidos políticos, como “hechos espontáneos” fruto de las leyes que rigen la sociedad. “Las cosas suceden así, porque no pueden ocurrir de otro modo” cuando se dan tales o tales circunstancias y no hay que buscarle tres pies al gato.

Pues, ¡no!, ¡no! y ¡no! Esto fue así hace siglos pero, desde al menos medio milenio, pasó a mejor vida. En febrero de 2020, ocurren ya pocas cosas de alguna importancia para el hombre que se ajusten a esa norma. Hoy todo está previsto, planeado y organizado… Por supuesto, seguimos teniendo hambre al mediodía y sueño por la noche, y si llueve nos mojamos… En eso olvidemos toda planificación. Pero en que mayor embustero, duerma en la Moncloa, no rige ya la norma. Falconetti fue elegido con  tiempo para esa misión…

Otro sí: La crisis del PP tampoco se rige por la “antigua norma”… El caos político “de la derecha” vivido estos días, ha sido científicamente preparado, en lo que yo llamo el “Laboratorio de ideas y proyectos de la Sinagoga de Satanás”. Como lo fue el asesinato de Carrero Blanco, el asesinato de Kennedy, la voladura de la Torres Gemelas,  la Primera y la Segunda Guerra Mundial, la “descolonización consiguiente”, el “haraquiri de las cortes franquistas”, la Constitución de 1978, la “Transición” o la liquidación de Fuerza Nueva…  la guerra a VOX hasta liquidarlo.

Por supuesto todo ha sido muy “normal”: los celos de Casado, el chivatazo de Sánchez, el “empujón al gallego que hará de Galicia nunca nueva Cataluña”, la explosión de María Isabel… Sí, señores, lo admito,  todo eso ha sucedido “normalísimamente”,  no lo niego. Ahí radica la maravilla de la impecable organización que yo proclamo y admira de la Sinagoga de Satanás: todo “parece normal”…

Recuerden esto: Nunca ninguno de “sus crímenes  y fechorías  logra explicarse, ni resolverse. ¡Misterio!  ¿Quién mató a Kennedy? ¿Cómo se volaron las Torres Gemelas y quien lo ordenó?¿Quien  preparó el asesinato de Carrero Blanco? (El expediente ha desaparecido, hubo policías que avisaron de cosas importante y nadie les hizo caso… y, ¡genial! luego,  hacen “Jefe de Gobierno” al “responsable de la seguridad” de Carrero:…--¡la Sinagoga se suele cachondear de los estúpidos “goyim”!, como es el caso español: “dos docenas de féminas” gobernando a veinte millones de “machos”)…

Para entender los procesos miren siempre los resultados, No se pierdan en el “modo como lo consiguen y en la ruta seguida para llegar”,.. Son unos genios insuperables combinando ambas cosas; por eso repito mi consejo para sacar consecuencias ciertas: descubran los “frutos «y encontrarán el origen del problema y donde se elaboró. En el caos que vive el  PP,  ya podemos tener por cierto que salió del “Laboratorio de ideas y proyectos de la Sinagoga de Satanás” para garantizar la continuidad de Sánchez en la Moncloa y dejarle terminar la misión recibida, para la que fue elegido en su día, como lo fue  Obama. Su caso es paradigmático,  porque se conoció bien, pero no es el primero ni será el último. A nosotros, por desgracia, nos ha tocado  tener al frente del Gobierno otro seleccionado y predestinado. La seguridad que muestra Falconetti  en sí mismo le viene de ahí. Conoce quien le ha puesto donde está y que le respalda. Con secuencia: una chulería desbordante. Lo eligieron para  alcanzar la Moncloa,  presidir el Gobierno y destruir España--como a Obama,  para la Casa blanca y desprestigiar a USA--. Por suerte,  siempre suele venir luego San Pedro con la rebaja…. Porque Dios le deja al diablo moverse, pero “¡hasta cierto punto! ¡Los finales se los reserva! En USA la patada a Obama se la dio Trump...

Esperen, ustedes --con menos años lo podrán  ver,-- quién se la propinará al doctor Cumfraude.

Mientras tanto,  nuestras “luminarias intelectuales” discuten en tertulias y,  los “media” amodorran al Pueblo  -- aún más de lo que está--, después de cuarenta y cinco años de “Democracia liberal partitocrática”. 

Podría seguir con el tema, pero dejémoslo ya.  No sin repetir una vez más: ¡No admito la falta de agallas o de inteligencia!