Isabel Natividad Díaz Ayuso da seguridad, estabilidad y justicia a una España hecha trizas por las maldades de los que en ella progresan destrozándola. Fortalece la conciencia a quien la oye cantándole las verdades del barquero a los depravados socialistas. Nadie más que ella y VOX, le han metido mano a la izquierda que hasta ahora campaba por sus respetos y caprichos, omitiendo sus delitos y marchándose de rositas tras haberlos cometido. Son tan malos y atroces que cada vez que logran una, brindan con champán lo mismo que sus amigos etarras cuando hacían correr la sangre española.

Solo VOX con Isabel Ayuso comprenden mejor que nadie la maldad de la izquierda. El resto de la derecha cae como una tonta todos los días en las trampas que le tienden. Carece de esa comprensión sutil que requiere entender la malicia ajena. Y lo peor, la derecha no aprende, ni se entera y sigue en Babia. El espectro de la izquierda es muy grande y complejo, y va desde los que parecen tontos, hasta los que lo son, y después vienen los malos y muy malos -regulares ninguno-, los separatistas enemigos de España, y los enemigos del género humano, comunistas y terroristas, o criminales en serie. Hay tanto partido y medio partido de izquierda que es imposible contarlos. Ya es imposible encontrar nada peor, porque todo lo malo se concita en la izquierda, y con perspectiva de género; las féminas son descendientes de las brujas que quemaban en Torrelodones en la Edad Media. Unas "miembras", de las que hay que salir corriendo. Pero eso es la izquierda que jamás se nombró como extrema izquierda ni nada parecido. Lo de extrema lo deja para la derecha, ultraderecha, derecha extrema y así hasta fascistas y lo que caiga. Ellos no son extrema de nada, y dicen tener "superioridad moral", como remate de su aberración.

Hoy, Isabel Díaz Ayuso, mediante congreso del partido accede al mando del PP de Madrid, que le hubiera correspondido mucho antes de no haber sido la "movida" en el propio partido. No ha sido fácil llegar hasta aquí. El partido saltó por los aires cuando se conoció el espionaje que la antigua dirección nacional habría ordenado realizar a la presidenta madrileña y su familia. Ayuso ganó el pulso a Pablo Casado y Teodoro García Egea y ahora, exultante, presentó ante la prensa las principales líneas de lo que será la nueva formación que presidirá. El mayor mérito de Ayuso es el de haberle metido mano a ese monstruo más espinoso que un puerco espín que es la izquierda con su director que quiere ser Lenín. El autócrata Pedro Sánchez.

Estas son algunas flores que Isabel Ayuso dedica a la izquierda:

-"Es el Gobierno más autoritario de la democracia". "Este Gobierno le está arrebatando la ilusión a España, no quiere que conozcamos nuestro legado y nuestra historia y censura el español", ha remarcado antes de ahondar en "la agenda sectaria que divide a los españoles" seguida por el Ejecutivo central.

-"Estigmatiza cada vez más a las mujeres con debates innecesarios que arrinconan a quienes salen a trabajar cada día", "deja apartadas a las familias menos pudientes", "fomenta entre los jóvenes la lacra de las drogas" y "nos dice qué tenemos que comer, beber o pensar". "Pretenden cambiar nuestro país erosionando las instituciones, como la Justicia, mientras el Gobierno se empequeñece más. Son la peor imagen que se puede dar de España"

-La izquierda "ha perdido el sentido de la realidad" y "sus prioridades políticas están ajenas a las de la mayoría de los españoles".

-Ni siquiera quienes antaño confiaban en ella entienden lo que la izquierda propone hoy para España. Por eso se va empequeñeciendo cada día",

-"Una agenda liberticida, un proyecto que persigue imponer a la fuerza un modo de vida prefabricado donde la mayoría de los españoles no se reconocen" y así, de paso, "suprimir cualquier tipo de disidencia política".

-"No hay día que no pongan en tela de juicio la división de poderes, que no ofendan al español medio con gestos hacia sus socios golpistas y proetarras o que no le solivianten quitándole su patrimonio y su derecho a conocer y participar en el rumbo de su país en política internacional".

-"Poniendo en riesgo el futuro de la juventud española con un modelo educativo aberrante sin exigencia ni esfuerzo y por tanto, sin calidad ni preparación para un mundo competitivo, difícil y exigente".

-"El camino a deshacer es enorme, el daño causado a España durante estos años es difícil de calcular".

Isabel Díaz Ayuso ya señora del PP de Madrid, por ser la presidenta de la Comunidad, jefatura que le habían negado indebidamente, representa una revolución en la derecha que se presenta lo más positiva: acabar con todo el daño que hizo la izquierda, vinculándose siempre a VOX. Y levantar a España, que de conseguirlo, pasará a ser uno de los principales países del mundo.

--