La victoria del Atlético de Madrid por 2-0 frente a la Roma le insufla esperanza de cara a un posible pase a octavos de final de la Champions. Un hilo de vida que premia la primera victoria de los rojiblancos en la competición esta temporada.  Griezmann (69’) con un golazo de tijera y Gameiro (85’) fueron los artífices de esta victoria, que aún deja a los de Simeone sin depender de sí mismos para continuar su estancia en la Liga de Campeones.

Correa entró en la segunda parte y su presencia en el campo cambió por completo el panorama del partido, dando vida al Atlético en el Wanda Metropolitano. Además, el jugador disputaba así su partido número 100 con la camiseta rojiblanca “Lo vamos a intentar hasta el final”, aseguraba Griezmann tras el encuentro. Esperemos que este esfuerzo dé sus frutos y veamos al Atlético clasificado para octavos de final de la Champions.  

En el Grupo C el Chelsea ya está matemáticamente clasificado, lo que reduce las posibilidades de los rojiblancos, que dependen de que el Qarabag gane a la Roma en la última jornada de grupos y de ganar en Stamford Bridge en el próximo partido que se disputará el próximo 5 de diciembre.