Si la derecha no se une de verdad por los objetivos comunes que tiene a su favor, no será nunca una alternativa de poder. Hasta ahora el único que ha hecho por unir la derecha es VOX, que antepone España a su formación, y con esa idea nació y la mantiene. Y ya vemos el pago que ha recibido desde la restante derecha empezando por aquella moción de censura de Abascal contra Sánchez, cuando Pablo Casado sólo hizo que mortificar y humillar a Santiago Abascal por convocarla.

Aquello fue una verdadera pena y el mayor desastre. La constatación de que la derecha está en Babia, y quiere que siga gobernando el autócrata Antonio. (Sánchez) Si la derecha del PP quiere que cada día nos siga sorprendiendo el susodicho Antonio, con una embajada cada vez peor, no tiene más que no hacer nada como hasta ahora, y encima castigar a quien quiere hacerlo. No hizo nada excepto dividir la derecha, porque hay cosas que el tiempo no arregla, sino que desarregla, como el caso de mantener en el tiempo a los enemigos de España mandando, y minimizándola. El daño que llevan hecho es incalculable e irreparable. El país necesita ser revuelto como un calcetín, con mano dura porque la izquierda no dejará gobernar a la derecha si gana en las urnas, como ya dijo la bachiller Adriana Lastra, y solo puede ser sometida por las bravas, y sin contemplaciones, se ponga como quiera; sin caer en la desgracia otra vez por no prevenirse ni dejar de tener miedo que fue una táctica que usó hasta ahora, para protegerse y acobardar a la derecha. La mentira y la violencia son las primeras armas de la izquierda que no respeta ni las urnas ni la ley como vemos todos los días. Lo primero es conocer al enemigo para tratarlo en consecuencia, y ya está conocido. Después la derecha debe estudiar todos los delitos que lleva cometidos la izquierda y llevarla al banquillo; delitos hasta contra la humanidad, contra la democracia como es eliminar la división de poderes y que el jeta de Pedro Sánchez, mande en los tres y haga lo que le dé la gana. Se salga siempre con la suya y se ría de todos, sobre todo de los que no le queremos. Si no le aplican la justicia a la izquierda ésta aplicará la venganza a la derecha que según la Pasionaria al morir Franco durará 40 años 40 veces. ¿Es que los tontos que la sufren aún no se enteraron? En la derecha hay también enemigos camuflados de España que hacen mucho daño y deben ser significados entre los enemigos seculares.

El pecado que cometió la derecha tras la transición fue el dejarse corromper por la izquierda. Cayó en la trampa. Luego la izquierda la acusó de corrupta y se le montó encima hasta la fecha. La derecha está supeditada a la izquierda desde el 11 M, o antes. La sigue engañando a diario sin que se entere. Y tirándole encima todos los días la corrupción. Será la que le sobra a ella con los ERE y Chaves y Griñán, que no quieren entrar en la trena. Desde que corrompió a la derecha no cesó ni un solo día en escupirle la corrupción. La derecha -que solo se ocupó de trabajar- fue engañada, se dejó corromper y ahí están de por vida las consecuencias.

La derecha en manos de la izquierda empezó a soltar a terroristas, violadores hasta soltar al criminal de Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara (532 días en un zulo), que propició que Santiago Abascal se fuera del partido. Luego muchos más. Si el PP no hubiera cambiado su política, adaptándose a lo que le mandaba la izquierda, VOX no habría nacido nunca. Rajoy en su tercera legislatura de Zapatero, era -aparte de un capado- un muñeco en manos de la izquierda y lo lógico sería que el partido reventara como así fue. Después vino el criminalizar a VOX sin entender que antes lo habían creado. Abascal abandonó el PP en 2013, alegando diferencias irreconciliables con la dirección del partido, y luego fundó VOX.

El paso del tiempo desveló a los enemigos de España que son los mismos que en 1934 dieron el golpe de Estado a la Segunda República. Como tienen la misma genética son iguales. En febrero del 36 rompieron las urnas y dijeron que se armaban para iniciar la guerra como así fue. Cuando llegó el Alzamiento Nacional del 18 de julio, ya le echaron la culpa a Franco, y hasta hoy. Así son. Tras acabar con la monarquía de Alfonso XIII se liaron con la República ya que les da lo mismo una que otra, según ya dijimos. La República acabó en guerra civil que los socialistas como siempre dirigiendo a toda la patulea de la izquierda, provocaron abiertamente, según sus hechos y palabras.

(Continúa mañana)