Hoy hemos tenido en Madrid una nueva sesión del circo mediático, transmitido en directo por la televisión espantosa, como la definió su propia directora en las cortes hace un año; pues hoy han repetido algo que ya se hizo hace un año. Un paripé de homenaje a las víctimas del COVID, en la Plaza de la Armería del Palacio Real.

 

Siguiendo un estricto y perfecto ritual, similar al que se define para este tipo de actos por parte de las logias masónicas. Puede que..., o puede que sea casualidad. Ese círculo de asistentes, perfecto circulo, esa llama votiva central, la música de ciertos autores, los colores, las mascarillas en todos los presentes, la secuencia de actos...., demasiadas casualidades.

 

Pero vamos a recordar un poco: En noviembre de 2019 ya se conocía, por haberse celebrado en China y más concretamente en la ciudad epicentro de la enfermedad, que algo pasaba en el aspecto sanitario y en cuestión de enfermedades. Varios militares españoles vinieron ya contaminados, conocemos algún caso declarado en la Base Aérea de Torrejón, la Sanidad Militar actuó en consecuencia, dando bajas médicas y tratando a los enfermos, curiosamente con resultados eficientes,y ¡aviso!, pero nadie escuchó.

 

En diciembre, el Servicio de Prevención de la Policía Nacional, se da cuenta de lo que está sucediendo fuera de España y como avanza en otros países. En enero ¡avisa! internamente a la superioridad de la posible existencia de una enfermedad transmisible, que si bien entienden no ha llegado a España, lo puede hacer en cualquier momento. En un informe técnico, donde se recomiendan las medidas a tomar ¡avisa!, pero la respuesta es el cese inmediato del responsable, al cual curiosamente conozco por haber colaborado con él hace años, y doy fe de que es un profesional de la prevención, preocupado, responsable y trabajador. Una lástima, pues ¡aviso!.

 

En diversas instancias políticas se pregunta por el tema y el Gobierno siempre responde en las diversas instancias que no pasa nada, de hecho y por ejemplo hay varios partidos internacionales de fútbol con equipos italianos y se permite la ida y vuelta a ese país, que ya había reconocido que existía, precisamente en la región visitada y de la que vienen los visitantes, el problema. Se ¡avisa! por diversos medios, pero la responsable de Sanidad de Valencia, donde se producen los hechos, niega la existencia de la enfermedad, posteriormente será premiada con las típicas regalías socialistas.

 

Se acerca la fecha del día de la mujer trabajadora, y ante la necesidad podemita de seguir adelante con los faroles se niega la realidad y se facilita por un lado aquellas manifestaciones propia o las de los enemigos, porque se presume la infección, pero a pesar de los avisos, la cosa sigue adelante, es famosa la intervención de alguien en la cabeza de la manifestación podemonguer, en la que una manifestante les dice constantemente, no tocarse, no besarse, etc...., porque eran conscientes de la situación, tanto paso que por ejemplo a los integrantes de una religión protestante les aconsejaron no hacer su congreso en España, casualidad, no ¡aviso! Consciente. Tampoco el Salou Internacional de la Informática, Teléfonos, etc. es suspendido, claro ¡aviso!, pero nada....

 

Y así y ante la evidencia acaban reconociendo que algo pasa, justo cuando ya algunas Comunidades, como la de Madrid, ya han empezado a tomar medidas. La Organización Mundial de la Salud misteriosamente cambia el concepto de Pandemia y pone en marcha a nivel mundial medidas e instrucciones sobre la citada pandemia. Otro ¡aviso!, pero este es envenenado, pues después de la declaración de Pandemia y siguiendo instrucciones internacionales, provenientes de lo que han dicho los chinos, de donde procede la enfermedad, se toman medidas equivocadas, pues por ejemplo la utilización indiscriminada de respiradores provoca más muertes que otra cosa, pues en realidad, como sabemos ahora, es una enfermedad con complicaciones vasculares y solo en casos complicados y muy puntuales la afectación es pulmonar, pero el tratamiento prematuro con estos aparatos crea un circulo vicioso que condena a muerte a los enfermos.

 

Los chinos y su partido comunista en el gobierno de aquel país, conocen el problema, de hecho y poco a poco se les ¡avisa!, acusando de que este es un virus salido de un laboratorio, luego de que ellos se inventasen una transmisión a través de animales (murciélago y pangolin) algo refutado, aunque el murciélago ya se ha visto después que quizás sea el transmisor inicia, pero no natural, sino en la cadena al principio creída como accidental, pero actualmente en estudio, que quizás provocada y controlada por el ejército, que luego se les fue de las manos. Esperemos que se quede ahí y no se descubran más cosas.

 

No vamos a entrar en mas detalles, solo pinceladas generales: No se dan medios a los sanitarios, que se tienen que hacer trajes NBQ con bolsas de basura, eso sanitarios que luego mueren y a los que el gobierno que les negó el pan y la sal, concede ahora las condecoraciones que esta mañana se entregaban en ese acto,tan parecido a uno masónico, y que tanto recordaba a lo que pasó en Chernobyl: negación al principio, sacrificio de los que luchan contra el desastre, mientras se oculta a los ciudadanos. Solución: enfermedad y múltiples muertes. Luego rasgarse las vestiduras y reconocer el sacrificio de los muertos, para que luego pasen al olvido.

 

Aquí, además, múltiples dispendios, saqueo de dineros con compras ficticias de material sanitario, material inservible y medicamentos poco útiles. Mascarillas no, luego sí cuando las compran ellos con nuestro dinero y nos cobran además un impuesto del 21% para, según ellos, salvar nuestras vidas y porque les obligan. ¡Habrá justicia algún día y pagarán el saqueo y el desprecio a los ciudadanos.

 

Del confinamiento, ni hablamos, pues es inconstitucional, según el propio Tribunal de Ídem.

 

Y llegamos a la cumbre del negocio. La OMS y las farmacéuticas se ponen de acuerdo en que los medicamentos no sirven, sino que hay que vacunar a todo el mundo, mundial. Una vacuna tarda una media de doce años en desarrollarse, muchas enfermedades ni se han conseguido de momento. Pero este tema se logra para este caso en poco mas de un año. Ya veremos, porqué se investiga si la vacuna ya existía desde 2016, ya veremos si es cierto, pero a esta gente no les importa, solo importa que solo uno de los fabricantes pfizer reconoce que en 2020, con apenas vacunas puestas, ya le han dado 3.500 millones de euros de beneficio, sin comentarios.

 

Y volvemos a la Plaza de La Armería, a ese extraño ritual y a que hace un año el presidente dijo, ¡hace un año!, que la enfermedad estaba vencida, un año después nos amenaza una quinta ola, causada según las televisiones subvencionadas por la juventud inconsciente de este País y la Pfizer dice que se va a necesitar más dosis, que por supuesto pagaremos los de siempre. Y habiendo como hay medicación que funciona, no se usa.

 

También, y muy importante, la información, las estadísticas que todos los días nos dan son alarmantes, porque nos las dan frías y sin comparación, pero compáralas con las enfermedades habituales en este país o en cualquier otro del mundo y el número de infectados y muertos, es bajo en relación a otras enfermedades, que además provocan más muertes en los que las padecen. No ocupa el primer lugar en el ranking de estadísticas de muertes, ni el segundo, ni el tercero, hay que bajar puestos en la estadística, pero sin embargo han bloqueado el país, han hundido su economía, han señalado a los disidentes y de paso han conseguido que el pueblo tenga miedo, algunos pavor, algo que funcionaba muy bien en los Países Soviéticos y ahora en Cuba y Venezuela.

 

¿Cuando habrá justicia? De momento hay pérdida de libertad, engaño y saqueo. Y ahí lo dejo....