Esta empresa común denominada: España, es una mujer fatal que te atrae ya que en el fondo la amamos. España no es una vulgar constitución prostituida que se puede manosear o lo que es peor mancillar  como es la carta magna. 

Cabe destacar que es precisamente la partidocracia y las elecciones que polarizan a la sociedad en bandos, distrayendo a estos de su misión orgánica.

 Somos invisibles al radar, a ese destello luminoso de encantadores de serpientes llamados "líderes" que lideran a una masa social, estúpida y borrega pero es más sincera cuando pelea que cuando vota reclamando lo que es suyo.

Ramiro Ledesma en su discurso a las juventudes de España lo calificaba así es más si algo hemos aprendido echando la vista atrás es eso.

Nos mueve a una minoría, la pasión a la estúpida mayoría y el interés que desemboca en mera chabacanería. La calidad es mejor a largo plazo que la  cantidad.

A babor y estribor del navío se avecinan elecciones en Cataluña. Unas elecciones que tienen como objetivo que se vote por España o contra España. Es más y dice un humilde servidor. Desde cuándo se debe de votar si España es un concepto discutible o si el separatismo es legítimo o no.

Cataluña, Vascongadas y Galicia. No son estados plurinacionales o microestados. Si no regiones de esa España de unidad de destino en lo universal. Donde es de obligado cumplimiento secundar a esa España que derrocha rasgos genuinos como la sencillez, la laboriosidad y la sabiduría popular que está por encima de esos ilustres ignorantes con doctorados universitarios "titulíticos" cuando todos, podemos aprender de todos.

Obreros, intelectuales y artistas son los cimientos necesarios del idealismo con afán superlativo a la patria. La física y psíquica radica en obras de arte palpables y que no hay mayor reto que acabar lo inacabado.

En base a la declaración de intenciones vomitada en literatura se recoge un sentimiento noble que no es otro que combatir al mal con el bien, a la soberbia con la humildad y para ello es preciso: sacrificio, valentía y disciplina.

Da igual, el mono de trabajo. Da igual la condición social. No hay mayor logro y conquista que todos los compatriotas estemos a una como Fuenteovejuna es el talón de Aquiles de la oligarquía.

Entendiendo la política como un noble arte. Como un servicio al municipio, con un sindicalismo vertical y con un Dios que radique en un culto universal y sólo sea uno.

El marxismo es el catecismo de los ateos. Al igual que el liberalismo que lo es para el egoísmo individualista.

El separatismo terrorismo de estado permitido por las cloacas del estado que enarbola en todo momento. La libertad que desencadena en libertinaje. La igualdad en desigualdad y la fraternidad  en un enfrentamiento directo.

Palabras bellas que cuando son degustadas el regusto amargo y ácido. Todo ello bajo el paraguas borbónico que es digamos una institución gloriosamente ya fenecida, nada que ver con: Don Pelayo, los reyes católicos.

Para vivir el presente de una patria. Se ha de recordar los tiempos pretéritos en todo momento, pero como hazañas gloriosas. Cuando Isabel la católica echó a los moros de Granada. Diciendo la sultana. Aixa, madre de Boabdil,  el chico.

"Llora como una mujer, lo que no has sabido defender como un hombre"

Haciendo de Granada, región andaluza un bastión contra el islam ya que osaron  tocar  la cruz y hallaron la espada.

España no es un concepto discutido y discutible ya que con toda discusión, brote de sedición y murmuración se ha de cortar de raíz, todo lo que une, es positivo, todo lo que disgrega es corrosivo cual ácido.

De hecho hemos de ser intransigentes, inflexibles e intolerantes contra toda maldad, brote de atomización que pretende bajo una mera "reforma" el modificar para uso individual y no colectivo.

La unidad es posible bajo un movimiento nuevo, poéticamente revolucionario que defiende la tradición siendo reacio a la discordia garante de innovación popular aglutinador de sensibilidades desde Abajo hasta Arriba.

El trabajo es un derecho y un deber.

La sanidad ha de ser meramente Nacional.

El culto cristiano y subsidiario.

Los partidos políticos son instrumentos de división e ineficaces a largo plazo y como bien dijo, el caudillo estos son la ruina de España.

La crítica + corrientes internas son necesarias bajo un mismo Movimiento que engloba el mismo fin.

Todo brote de discordia y división ha de ser liquidado ya que hay que ser soldado político no rebaño.

Formación + Tradición= Revolución ya que lo que actualmente se conserva es todo lo malo y lo que se elimina es todo lo bueno es más no es precisamente lo difícil de esta empresa que supone un atractivo ya que precisamente en el horizonte es donde se construyen puentes.

La meta es cruzar el Rubicón sólo así se podrá continuar hasta la meta, no sin antes oír el tabor de los tambores. 

Nos preguntan. Él porque  navegamos contra corriente de ser inactuales ya que precisamente como decía: GK Chesterton. A cada época, la salva un puñado de hombres que precisamente son inactuales. 

Las modas vienen y van. En cambio es la tradición quien permanece incrustada al hombre. Por supuesto cabe destacar a las mujeres que hicieron posible el 18 de julio como: Pilar Primo de Rivera, Mercedes Sanz Bachiller, Sagrario Muro, Pilar Careaga o Carmen Cossio auténticas jabatas que fueron fieles a un ideal.

Dios, Patria y Justicia. 

Retomando el presente. Cataluña es sólo una cortina de humo que desprende de nuevo la polarización en bandos ya que las elecciones se trasladan al 30 de mayo pero de nuevo. España se pone en un tablero de ajedrez o lo que es peor de parchís. La patria es un destino no un juego de azar.

Gracias a la democracia decidimos si España es federal, atomizada o unida mediante el mantra liberal no social. Da igual lo que salga de las urnas. Que todo cambie. Para que todo siga igual. 

Esta empresa difícil como su título inicial indica en el encabezado es compleja. Nosotros los enamorados y apasionados la amamos con un afán superlativo pero es visceral de suma radicalidad.

Los que la amamos y sentimos así. No somos inmovilistas sino que queremos volver al punto de partida al 18/7/1,936/  (José Antonio Girón de Velasco) 

La constitución nos produce urticaria ya que los demócratas hablan de derechos y libertades como la vivienda pero que así en su contrario anteponen la constitución a la soberanía e identidad de esta.

 

Sólo es libre, el hombre que no tiene miedo.

Extracto del himno de los tercios de Flandes.