Julio Ariza ni paga ni indemniza, ni en las fiestas de Navidad. Nuevamente los cerca de ochenta trabajadores que todavía quedan en Intereconomía han tenido serios problemas para cobrar sus nóminas. Los retrasos del último semestre venían siendo habituales dentro de los primeros diez días del mes, pero en diciembre la situación llegó a un límite intolerable. En diciembre, uno de los meses del año en que más se necesita dinero, la plantilla del grupo cobró el día 20.

 

Y no estamos hablando de las nóminas de diciembre sino que de las de noviembre. No obstante, a Julio Ariza le da igual ya que no es primera vez que los trabajadores del Grupo –que incluye a Intereconomía TV, las Radios y La Gaceta- han vivido un triste final de año con deudas que se acumulan y regalos que no se han podido comprar.

 

La explicación de Juan Andrés Corrochano, director financiero del Grupo fue que la empresa tenía problemas de liquidez y que al final del año ya quedaban pocos recursos dentro de la empresa. Lo que Corrochano no sabe sin embargo es las penurias por las que ha pasado la plantilla en estas fechas navideñas, sin margen para poder hacer compras navideñas ni pagar cuentas.

 

Para ello la mayoría tuvo que tirar de ahorros, de tarjeta de crédito o de préstamos de familiares o conocidos. En Intereconomía sus trabajadores se quejan además de que cuando cobran deben destinar casi cien euros en pagar comisiones a los bancos por descubierto lo que merma considerablemente sus de por sí ya escuetas nóminas. Esta situación se ha repetido insistentemente durante todo 2015, pero nunca el pago se había retrasado veinte días.

 

El pasado 16 de marzo el Grupo Intereconomía entró voluntariamente en concurso de acreedores momento en el que el administrador concursal Fernando Martínez Sanz tomó las riendas de la empresa para asegurar el pago ordenado de sus deudas. Pero nada desde entonces ha cambiado y todos se preguntan cómo es posible que este administrador haga la vista gorda con una empresa que a todas luces es inviable.

 

La empresa acumuló pérdidas de 50 millones de euros hasta 2013 y deudas por 92 millones, todo ello sin conocer las cifras de 2014 y 2015 que no se antojan mejores. Dentro de estas deudas se encuentran diez millones a Hacienda, siete millones mediante Intereconomía Corporación y otros tres millones mediante Intereconomía TV según la última lista difundida por el Ministerio.

FUENTE: PRNOTICIAS