El verano y las vacaciones se prestan mucho para preparar pizzas en familia o con amigos, también con higos. Un poco de queso de cabra y un toque de miel completan los sabores de una pizza distinta que sorprende por su sabor.

Ingredientes

  • Para la masa: 200 g de harina, 100 ml de agua, 25 ml de aceite de oliva, medio sobre de levadura de panadero, 1 cucharadita de sal.
  • Para el relleno: 250 g de queso de cabra fresco, 4 higos morados, 25 ml de miel ligera, hojas de albahaca.

Elaboración

En un bol echamos el agua templada y el aceite, la levadura seca y el azúcar. Removemos con unas varillas y dejamos diez minutos para comprobar que la levadura hace espuma. Añadimos la harina con la sal y amasando con las manos hasta lograr una masa elástica y que no se pegue. La dejamos en un recipiente en un lugar templado una hora para que leve. Desgasificamos y la estiramos encima de una bandeja de horno o piedra de pizza. Precalentamos el horno a 220 grados con calor por abajo.

Para el relleno, desmigamos tre cuartas partes del queso de cabra fresco y lo extendemos sobre la masa. Cortamos los higos en cuartos y los distribuimos por encima del queso. Horneamos durante veinte o veinticinco minutos. Cuando veamos la masa cocida retiramos la pizza del horno y le extendemos el resto del queso en migas, la miel por encima y las hojas de albahaca fresca. Servimos inmediatamente.