La sombra oscura de la corrupción planea sobre otros dos ministros del Gobierno de izquierdas presidido por el socialista Pedro Sánchez.

Dos nuevos ministros se han visto inmersos por la instrucción judicial que lleva un juzgado de Sevilla sobre el caso de presunta corrupción de Isofotón, la fotovoltaica malagueña que cerró, tras recibir de forma irregular más de 80 millones de euros de fondos públicos durante la etapa de los gobiernos andaluces del PSOE.

Concretamente, el Juzgado investiga los Consejos de Gobierno de Chaves, Griñán y Susana Díaz por el escándalo de Isofotón.

La Fiscalía Anticorrupción fija su punto de mira en la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez, María Jesús Montero y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas. Ambos fueron consejeros andaluces del gobierno socialista presidido por José Antonio Griñan en 2012, sus consejerías formaban parte de la comisión delegada para Asuntos Económicos en la que se modificó una propuesta de inversión para conceder un préstamo de 8,3 millones de dinero públicos a la empresa Isofotón que ahora investiga el Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla.

Concretamente dicha fiscalía, reclamó en su escrito un acta del año 2012 de la Comisión de Asuntos Económicos de la Junta de Andalucía, en la que participaban las consejerías de Hacienda y Administración Pública, Obras Públicas y Vivienda, Empleo, Agricultura y Pesca, cuyo titular en aquel momento era Luis Planas, hoy, ministro de Sánchez y la de Turismo, Comercio y Deporte, Igualdad y Bienestar Social, Cultura y Medio Ambiente entonces dirigida por María Jesús Montero, ahora también, ministra de Pedro Sánchez.

La Juez pide a la Junta de Andalucía que entregue esta acta después de que la Fiscalía Anticorrupción así lo solicitara.

El auto de Doña Patricia Fernández, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Sevilla, del pasado 5 de febrero, pide a la Consejería de la Presidencia de la Junta que aporte al juzgado el acta de la comisión delegada para Asuntos Económicos de fecha 3 de julio de 2012, de la que formaban parte las consejerías andaluzas que dirigían los actualmente ministros el Gobierno de España María Jesús Montero y Luis Planas.

Entre las funciones de esta comisión para Asuntos Económicos de la Junta de Andalucía, se encuentra "examinar y deliberar sobre todas aquellas propuestas relevantes en materias que tengan contenido económico o afecten a la economía andaluza en su conjunto, o a sectores relevantes, con independencia del instrumento formal en que se plasme", manifiesta la fiscal.

El último escrito de la Fiscalía dice "Con negligencia grave raya en la intención", la Junta le dio el "apto" al préstamo a Isofotón "debido a la importancia estratégica" de la fotovoltaica malagueña, a pesar de que los datos sobre la compañía "no están verificados" y eran "poco fiables".

El préstamo se concedió por parte de la Junta "con conocimiento de los incumplimientos existentes en las ayudas otorgadas con anterioridad" a Isofotón por parte de la Agencia IDEA.

Pues bien, estos son dos de los ministros cuando menos negligentes, que dirigen los designios de España, habiendo demostrado sobradamente con sus acciones, ser unos pésimos gestores del dinero público de todos los españoles.

Curiosamente, poco después de que se concediera de manera dudosa el crédito de 8.395.854 euros ahora investigado, se produjo la contratación de otra ministra del Gobierno de izquierdas de Pedro Sánchez en Isofotón. Teresa Ribera, la actual vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, trabajó en la compañía malagueña entre septiembre de 2012 y mayo de 2013 como directora general de Desarrollo Estratégico y Nuevos Mercados Internacionales.

Casualmente, Teresa Ribera abandonó la compañía pocos días antes de que, se presentara la solicitud de concurso voluntario de acreedores ante el juzgado de lo Mercantil número de 2 de Málaga, el día 4 de junio de 2013 y después de haber cobrado un suculento sueldo durante unos meses. Evidentemente, dejó la compañía al ver que ya no tenía salvación y en plena preparación de la documentación necesaria para la presentación del mencionado Concurso de Acreedores ante el Juzgado de Málaga.

¿Con qué fin se contrató a Teresa Ribera que fue Secretaria de Estado de Cambio Climático en el gobierno del socialista Zapatero justo antes de incorporase a Isofotón?

Isofotón en el mes de febrero de 2013, inició el procedimiento legal por el que informó a dicho juzgado de lo Mercantil de que se iban a iniciar las conversaciones para negociar la deuda con sus acreedores y cerrar un convenio, lo que se conoce como situación preconcursal.

Por tanto, evidentemente si en el mes de febrero de 2013 se declaró oficialmente ante el juzgado de lo Mercantil 2 de Málaga  la situación de preconcurso, cinco meses antes, la dirección de la compañía sabía perfectamente la situación económica que tenía la empresa y, casualmente en esa fecha se contrató a Teresa Ribera, solamente ella y la dirección de la empresa saben para que se la contrató, dilapidando así, más dinero público.

Finalmente, el 13 de diciembre de 2013 la compañía llegó a un acuerdo para despedir a todos los trabajadores de la empresa y cerrar definitivamente.

Isofotón ha dejado una deuda de más de 250 millones de euros.