Generalmente, las quemaduras solares no representan un problema grave, pero a la larga puede conducir a la aparición de arrugas, manchas y cáncer de piel.

n la mayoría de los casos, las primeras señales de quemaduras solares aparecen en la piel seca, aumentando la sensibilidad en las zonas afectadas. Los síntomas empeoran con el paso de las horas y la persona puede presentar irritación, picor e incluso dolor.

También es común que la piel se “pele” al cabo de unas semanas.

 

Dependiendo de su gravedad, las quemaduras solares pueden desaparecer en unos días, si la piel afectada es correctamente hidratada.

Afortunadamente, hay algunos remedios naturales que pueden aplicarse sobre la piel para acelerar su recuperación, además de aliviar el dolor.

 

Leche disuelta en agua

El ácido láctico presente en la leche tiene un efecto hidratante sobre la piel, la nutre después de haber perdido su capa protectora. Una manera de hacer la leche aún más refrescante es mezclarla con un montón de agua con hielo.

Diluye tres partes de leche con agua, humedece un paño en el líquido y aplícalo sobre las zonas afectadas.

Repite la aplicación varias veces al día, todos los días, para obtener buenos resultados.

 

Vinagre de sidra de manzana

Uno de los mejores ingredientes para restaurar el pH natural de la piel y reducir los efectos del sol es el vinagre de manzana. Este es barato y fácil de encontrar.

Este producto tiene una cantidad significativa de ácidos naturales que ayudan a retener la humedad natural y estimular la regeneración de la piel.

Mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua fría con hielo y aplica en las zonas quemadas.

 

Aloe Vera

La aplicación directa del gel de aloe vera en la piel ayuda a la cicatrización, aliviando la piel de inmediato.

Esta planta es conocida por sus múltiples aplicaciones en cosméticos y medicinas, por ser una maravillosa fuente de antioxidantes y otros nutrientes importantes que ayudan a restaurar las células dañadas del organismo, tanto interna como externamente.

El uso regular del aloe vera en la piel puede reducir las manchas y otros signos de envejecimiento causados por el sol y la contaminación.

Corta una o dos hojas de la planta de aloe vera, quita las espinas laterales con un cuchillo, corta la hoja formando dos mitades.

Usa una cuchara para obtener el gel.

Aplica este gel suavemente sobre la zona afectada tres veces al día y deja que se seque.

 

Agua y hielo

Suena simple, pero el agua con hielo es mano de Santo para cualquier tipo de quemadura, no solo las quemaduras solares.

 

Manzanilla

La manzanilla es una planta con un gran potencial antiinflamatorio y calmante, que puede aliviar el dolor y la irritación de la piel quemada por el sol.

Prepara una manzanilla como lo harías normalmente, sin endulzar.

Empapa un paño limpio o algodón en la manzanilla fría o helada y aplica sobre el área quemada.

Repite esta aplicación tantas veces como quieras. Este tratamiento no tiene efectos secundarios.