No sé cuántas encuestas sobre el 4-M llevamos ya, desde que Doña Isabel Díaz Ayuso convocó las elecciones,  pero, como yo sé desde hace un montón de años, concretamente desde 1971, que soy alérgico a ellas no me atrevo ni a mirarlas. A pesar de lo cual estoy enterado de lo que está pasando en Madrid y de que los "rojos" están como locos y a la desesperada tratando de evitar el tsunami Ayuso que ya tienen casi encima. Hoy, 12 de abril, (por cierto, festividad de San Julio Papa) según me dicen se publican 2 y en las dos el tándem Ayuso-Monasterio, arrolla. Eso está bien...¡QUÉ GANEN ELLAS!...Ojo, ellas, no ellos
               Pero, hoy les voy a explicar por qué soy alérgico a las Encuestas. Verán:
               Corría el año 1971 y el tema del divorcio se había puesto de moda y salía un día sí y otro también en los periódicos, en las revistas, en las Radios y algo en TVE (por entonces todavía la única)... naturalmente, a favor, en contra o sí pero no.
               Y en esas, un día Don Emilio, con el olfato especial que tenía para saber lo que interesaba en la calle, (por eso "Pueblo" llegó a los 300.000 en 1973) me mandó, yo ya era Subdirector, que  se hiciera una Gran Encuesta sobre el Divorcio, quería saber lo que realmente pensaba la gente para adoptar una postura u otra  (aunque él y todo el periódico estábamos a favor) en las páginas de Opinión.
              Así que me puse en contacto con las tres empresas que me recomendaron y tras explicarle el deseo del Director, les pedí presupuesto en base a 2.000 entrevistas y a nivel nacional, hombres y mujeres de todas las edades.
             Vistos los cuales y examinados los informes presentados elegimos uno de ellos (concretamente, el de  "Mistery OPINION S.L.") y una vez firmado el contrato, por valor de 500.000 pts. nos pusimos a la tarea, aunque en realidad yo me limité a darle los datos y a concretar algunas cosas con el Director de la empresa, creo recordar, un tal July  Ugly., 
                Pero, la primera pregunta que me hizo me dejó KO  (luego la entendí mejor).
                --- Oiga, Sr. Merino ¿y el periódico qué quiere  que salga, a favor o en contra?
                ---   ¿Cómo?... Pero, no se trata de saber lo que opinan los españoles   --respondí, incrédulo y sorprendido.
               --   Bueno, sí, pero  los factores son diversos y distintos
               --   Por favor, Mister Ugly ¿quiere eso decir que en este caso los factores sí alteran el producto?.
                -- Pues, en cierto modo sí, porque no es lo mismo hacer el trabajo de campo en zonas rurales que en ciudades, ni lo mismo el sexo o la edad...ni siquiera es igual el cómo se formulen las preguntas, o el margen de error... oh, Sr. Merino, sí son muchas variantes a tener en cuenta...
                ---   O sea, Don July, que hacemos una encuesta para saber lo que opinan los españoles y al final sale lo que nosotros queramos que salga.
               --- Bueno, no tanto, Don Julio, pero algo sí --- y Mister Ugly dejó escapar una ligera y socarrona sonrisa de pícaro.
                ---  Está claro ¿no?... Quien paga manda.
               Y naturalmente salió que sí y "Pueblo" pudo titular a lo grande, como era habitual, y con letras gordas:  
            LOS ESPAÑOLES
             SÍ, AL DIVORCIO
    Y en páginas interiores un gran despliegue de gráficos, de porcentajes, de mapas, de planos y una ficha técnica que asombró a propios y extraños. Había que justificar las 500.000 pts. y a fé de Dios que quedaron justificadas. ¿Entiende mi alergia?. Mañana volveremos a la BATALLA  DE  MADRID.