Rememorando, otra vez, que el tecno-veneno transgénico covid es un experimento biológico  de ARN mensajero que nunca antes había sido aprobado, homologado, validado. Nos hallamos ante una guerra neurobiológica, “vacunas” mediante, contra toda la población mundial.

Es tecno-ciencia para someternos

Ojalá todo esto fuera sólo ciencia-ficción distópica. En absoluto: es tecno-ciencia aplicada a someternos mental e implacablemente. Clave: los receptores que resumen el principio quimio-genético. Los denominados DREADD, receptores de diseño activados exclusivamente por fármacos de diseño. Los DREADDS pueden ser “engendrados, comunicados e infundidos” en el ADN de los humanos para controlar a distancia nuestro comportamiento.

Dichos receptores de diseño son activados exclusivamente - reitero, exclusivamente - por “vacunas”. Pueden crear nuevas células. Pueden producir nuevos recuerdos y comportamientos en sus sujetos humanos. También se puede utilizar para borrar o incluso cambiar vuestra memoria. La tecnología CRISPR/Cas9, otra clave: herramienta molecular utilizada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula. Por supuesto, puede utilizarse para matar a determinadas personas, razas, etnias... mediante la edición del ADN.

La inmoral tecnología CRISPR permite disponer de una serie de cosas de forma inmediata. Se puede diseñar cualquier cosa. Diseñar “algo” que sólo mate a uno. O a muchos. Enviar una señal y decir qué parte del ADN debe desenrollarse, desplegarse, extenderse. Las ‘células’ pueden ser diseñadas para actividades y propósitos específicos. Se pueden colocar estratégicamente. Se pueden controlar a distancia. Y se hará. Y se hace.

 

Hacia el transhumanismo y la posthumanidad

La campaña de "vacunación" covid(iota)obedece a un premeditado y diáfano plan transhumanista cuyos hilvanes se van advirtiendo cada vez con mayor intensidad: magnetismo en los vacunados, imantación, plural sintomatología de la presencia de mortíferos metales pesados inoculados como letales nano-partículas activables por 5G que transforman a los “vacunados” en emisor y receptor conectados al "Internet de las cosas" mediante inteligencia artificial.

El tecnocrático y completo control absoluto de la "granja humana" (enferma y enfermada), pues, anunciado por el genocida Gates que nunca ha disimulado que todo es parte de su proyecto ID2020 para censar y esclavizar a toda la humanidad. Y exterminar a una gran parte.

Se puede ignorar la realidad, pero no las consecuencias de ignorar la realidad

Esto no es delirio ni conspiranoia ni terraplanismo. Es la inmediata o mediata realidad por acaecer. Y, por si les cabía alguna duda, la seguida consecuencia de la interconexión de los individuos es el ineludible surgimiento de una mente-colmena gobernada, dirigida, tutelada por quienes tendrán con ello óptima  ganzúa para “afinar” el comportamiento de toda la humanidad, inducir premios y castigos sociales (asemejándose a la conductista caja de Skinner o al “crédito social” chino) y, llegado el caso, lo harán, inducir un irreversible shock mortal en quien decidan que no es productivo, suficientemente consonante o resulte sospechoso de crítica u oposición al sistema.

La atroz distopía en marcha va más allá del más tiránico de los regímenes políticos que la humanidad que haya conocido jamás. Nunca hasta ahora la tecnología había permitido el control de los pensamientos y deseos de los individuos. La opresión se quedaba en lo externo. En tantas ocasiones, a veces, las dictaduras o tiranías podían ser minimizadas con cierta saludable irreverencia, astucia y valentía. Pronto, si no lo impedimos, el espanto indecible arribará al núcleo mismo de nuestra subjetividad. De nuestra alma, si prefieren. Lo innegociable.

Hacia los 500 millones de habitantes

Un calendario vacunal de dos chutes al año ¡de por vida! irá paulatinamente robusteciendo una suerte de Red Neuronal Teledirigida en que la que convertirán pretenden convertir a la humanidad, o a la fracción de ésta que les resulta “provechosa” y que dispensará de la “limpieza” previa, tal como la genocida élite anunció sin fingimiento alguno en las Piedras-Guía de Georgia: una humanidad (un cáncer para ellos) con solo 500 millones de habitantes. Con sus planificados eventos, sin prisa, sin pausa, irán limpiando el forro al 95% de la población. Los que sobrevivan: esclavos, subhumanos, transhumanos, posthumanos...

...Todavía, a tiempo de evitarse. Va quedando menos tiempo. En fin.