De todo el mundo es sabido que desde que Irene Montero fue nombrada ministra de Igualdad allá por el año 2018, el número de seguidores de su repugnante doctrina, es decir, la ideología de género, ha ido creciendo paulatinamente en toda España, perdón, quería decir Estado español, que queda como más progre. Ese crecimiento se ha producido tanto entre los políticos, y no sólo de Unidas Podemos, sino también del PSOE y otros partidos y partidillos de la extrema izquierda antiespañola, incluidos los separatistas de diverso pelaje, así como entre una parte considerable del pueblo llano, en este caso más llano que nunca.

    Precisamente , y en relación con los políticos izquierdosos que están siguiendo a pie juntillas las corrompidas pautas difundidas por la Marquesa de Galapagar desde su Ministerio-Chiringuito de Igualdá, quiero destacar el caso del Ilustrísimo Alcalde de Soria, D. Carlos Martínez Mínguez, perteneciente al PSOE, y que ocupa el puesto de poncio municipal desde el lejano año 2007, o sea, 15 años que lleva la criatura ocupando la poltrona municipal y dirigiendo los destinos de la ciudad de

Soria, ¡ahí es nada!  

    Así pues, el ínclito Alcalde de Soria ha tenido a bien que la pequeña, pero noble

ciudad de Soria ingrese de una vez por todas en la modernidad. ¿Y qué es la modernidad, se preguntarán Uds. señores lectores, para D. Carlos Martínez? Pues

muy sencillo, la modernidad para él y para Gloria Gonzalo Urtasun, compañera de partido y Concejal de Igualdad y Perspéctiva de Género (No es cachondeo, se llama así la Concejalía) consiste, por ejemplo, en  organizar un ciclo de “Cursos de encuentros para el feminismo en Soria”. Actividad muy loable en sí, para que ya por fin los sorianos, sorianas y sorianes disfruten de los mismos derechos y libertades. ¡Que ya está bien de tantas desigualdades impuestas por el heteropatriarcado machista soriano! Que estas discriminaciones tan injustas sufridas por las pobres sorianas ( y sorianes) están durando ya demasiado tiempo, por lo menos desde la la época de la antigua y gloriosa ciudad de Numancia, que como todo el mundo sabe sucumbió ante el asedio romano en el año 133 A.C. Bueno, tal vez exagere por mi creencia en el conocimiento generalizado de este gran acontecimiento histórico, pues dado el nivel de la educación en España es muy probable, por no decir seguro, que muchos jóvenes, víctimas de la LOGSE, y otros no tan jóvenes lo desconozcan completamente.

    Y qué mejor que organizar dentro del mencionado ciclo de cursos para el feminismo un taller titulado “Píntate el toto”, que para que todos lo entiendan, sería algo así como un taller para pintarse el coño (con perdón). ¡Coño, que imaginación la de estos munícipes sorianos! Es algo portentoso, ¡y qué sensibilidad artística para la formación feminista de las sorianas! La verdad que es digno de admiración. Para que luego digan por ahí que en las ciudades pequeñas no se fomenta la cultura para todos, todas y todes.

    No sería justo hablar del mencionado taller pictórico tan sui géneris si no citásemos a la singular artista que lo va a impartir. Pues bien, la “profesora” que impartirá tan asombroso taller  es una talentosa y joven llamada Laura Marín, procente del industrial pueblo soriano de Ólvega, donde se fabrica la famosa marca de embutidos Chorizos Revilla, un sabor que maravilla, como decía un anuncio en televisión hace muchos años. A partir de ahora también se va a hacer famosa esta localidad por ser el lugar de donde es originaria tan excepcional artista, que está revolucionando el mundo del arte.

    Por otra parte, el taller se impartirá  el próximo día 16 de abril, o sea el próximo Sábado Santo, en plena Semana Santa. No me negará nadie que no es una fecha oportuna, ¿eh? Y además podrán incribirse todas aquella mujeres mayores de 16 años, o sea, que podrán apuntarse incluso menores de edad, pues este tipo de talleres conviene que se extienda a la mayor cantidad posible de mujeres, que no se las

discrimine por razones de edad, y así puedan inscribirse las adolescentes sorianas.

Ya me lo estoy imaginando, las sorianas mayores de 16 años haciendo cola para apuntarse a tan educativo taller. 

    Pues bien, la profesora que impartirá tan asombroso taller, original y formativo donde los haya, lógicamente no va a trabajar gratis el próximo día de Sábado Santo,

al fin y al cabo el enseñar a las sorianas el “arte” del pintado de totos debe retribuirse como Dios manda. Pero no hay problema, ¡será por dinero!. Si el Ayuntamiento de Soria otra cosa no tendrá, pero lo que es dinero…, vamos que lo tiene a espuertas. Así que, como el susodicho taller bien merece la pena,  le va a salir a las arcas municipales por tan sólo 20.000 €, que bien mirado tampoco es tanto dinero, todo sea por la formación y la cultura feministas tan relegadas históricamente en la noble ciudad soriana.¡Para que luego digan que los sorianos somos tacaños!

    La única pega que se le puede poner a tan ilustrativo taller es que está dirigido solamente a las sorianas mayores de 16 años, pero ¿y los sorianos?, esos no, no pueden apuntarse a tan enriquecedora experiencia. Y aquí es donde viene el problema, pues se está discriminando injustamente a los sorianos por razón de género, y eso tampoco es de recibo, parece que volviéramos a tenebrosas épocas pasadas del franquismo, en las que se separaban a los niños y las niñas (niñes todavía no había), como muy bien ha apuntado esa lumbrera de la política soriana llamada Benito Serrano, presidente pepero de la Diputación Provincial, y que ha demostrado con ese comentario que el PP para nada es un partido derechista, ni reaccionario, sino todo lo contrario, o sea, de extremo centro.

    Otra cosa distinta ha sido la reacción de la ultraderecha reaccionaria de VOX, siempre añorando el pasado franquista, como si esta maravillosa democracia que nos hemos dado los españoles no fuese con ellos. ¿Querrán creer que el que va a ser vicepresidente del futuro de la Junta de Castilla y León, y miembro de VOX, D. Juan Garcia -Gallardo ha dicho textualmente, a través de Twitter, que “Soria necesita apoyo e inversión, no pervertir sexualmente a las adolescentes”. Vamos, que hay que ser antiguo y carca para escribir semejante comentario, como si las inversiones públicas en Soria  fuesen más importantes que difundir la cultura feminista a través de talleres tan educativos para las sorianas como el del “pintado de totos”.

    No es de extrañar que a la artista Laura Marín, tan incomprendida por estos cavernícolas de VOX, no le haya gustado ese tuit de García-Gallardo, y haya declarado que está sorprendida del “circo formado”, y que siente un poco de vergüenza del nivel de la política en este país (se supone que España, pues con esto de las autonomías nunca se sabe, y a lo mejor se referia al país castellano-leonés), lo cual demuestra que es “una refutación de que ese taller es necesario”. Pues ya se sabe que como la propia Laura dice, hay que dar visibilidad al tema. Menos mal que desde la Concejalía de Igualdad y Perspéctiva de Genéro, le han mostrado todo su respaldo para la realización del taller que, por lo que dicen, tiene lista de espera, pues sólo dispone de 15 plazas. ¡Lástima que sean tan pocas! Como bien ha dicho la original artista, creadora del pintado de totos, “Ojalá hagamos otro” refiriéndose al taller, que está programado desde octubre del año pasado en el marco del Ciclo de Encuentros para el Feminismo”.      

    Sólo me cabe una duda: ¿Contará el taller “Píntate el toto” impartido por la simpática y ejemplar feminista Laura Marín, con el beneplácito y visto bueno de San Saturio, patrón muy querido de la ciudad de Soria, y cuya fiesta se celebra el 2 de octubre. En fin, que no lo tengo muy claro, pues a la vista está que se trata de un acontecimiento extraordinario y revolucionario a la vez para la ciudad de Soria. Y a

lo mejor ocurre que el santo patrón no acabe de encajarlo bien, ¿quién sabe?