Tienen a bien los ingleses practicar algo llamado "Fair Play" - saber perder - que aunque se lo atribuyen, petulantes, después lo niegan con vehemencia y a conveniencia. 

El caso más flagrante es el del almirante vasco D. Blas de Lezo, víctima de un acto de propaganda institucional masiva, donde el rey inglés Jorge II acuñó monedas en las que el victorioso Español se arrodillaba rendido al inglés, habiendolos derrotado en el mayor desembarco conocido tras Normandía . 

Pero la corrupción del "Fair Play" no vino de un inglés aunque residiera en Londres. De origen hebreo y germano; jamás vivió de su esfuerzo sino de la mendicidad de sus hijos, del trabajo de su esposa y de sablear a su amigo Engels, se llamaba Marx.

Ayer su hija política Carmen Calvo lo demostró y mejoró si cabe, vendiendo esa distópica realidad que buscan distorsionar, bien desde sus leyes de desmemoria histórica o propaganda, en las algaradas de Vallecas o en cualquier barricada, lo que la verdad de las urnas les negó en febrero de 1936 o el 4 de mayo de 2021, léase, la libertad y la democracia, ya saben: La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo (Largo Caballero - PSOE).

Con esa guisa de envidiosa mala baba ideológica que caracteriza a quien niega el amor romántico por opresor o "la talla 38 pòrque me aprieta el chocho" del #8M, la ignominiosa vicepresidenta - amiga del judeófobo #BDS - bajó al barro más ponzoñoso para banalizar el exterminio industrial de 6 millones de seres humanos por los Nacionalsocialistas:  "A veces el fascismo aparece con la bandera de la libertad. La de quienes pensaron que la limpieza que había que hacer en Europa, llevaba a asesinar en campos de concentración".

Olvida Carmen que el empleo del término "limpieza" y los primeros campos de concentración (ley de vagos y maleantes) son creaciones del PSOE durante la II República, quienes durante la guerra civil bombardearon Baza (su pueblo natal) sin valor estratégico alguno, y cuyos indefensos vecinos fueron masacrados. 

Como os decía al inicio de esta columna, el PSOE sabe que la memoria es corta e intentan cambiar los hechos hacia la distopía Orwelliana que imponen desde el ministerio de la igual-da o de su verdad. Y esa realidad que pretenden borrar cuenta que tanto Hitler como Stalin  - socios en desatar la II Guerra Mundial - defendian el socialismo como doctrina política. ¿importa? importa insistir en la enfermiza estigmatización criminal del oponente desde cansinos mantras guerracivilistas agotados (han perdido las elecciones): donde llevar una cruz o un sombrero en el 36, o tomar "cañas y berberechos" en el siglo XXI son claros signos de disidencia ultraderecha... fascista!!.

Esto demuestra que además de mala baba son unos incultos orates que se señalan asi mismos. "Si alguien es capaz de lograr la revolución e Italia ese es Benito Musolinni" afirmaba Lenin, vecino de Benito en Suiza varios años, a costa del dinero de mama. dinero ajeno, ¿les suena?. 

Mussolini, fundador del Fascio, era el nº 3 del partido socialista Italiano. ¿Importa?

"El dinero público no es de nadie" afirmó cuando gobernaba en Andalucía. Y como no era de nadie, el PSOE, UGT y CC.OO lo saquearon a manos llenas (3.600 millones desaparecidos, igualito que Barcenas).  Hoy afirma que "Para un socialista es dificilísimo hablar de cañas, y de berberechos" aunque te los pagues tú con el dinero de tu esfuerzo en el bar de algún autónomo... insolidario.

El progreso solidario parecen ser los manteros que asaltan todo o "la cocaína y las prostitutas" de sus compañeros socialistas con las ayudas a los parados cuando gobernaba Andalucía con Griñan y Chaves, confundiendo amor con odio,con la misma facilidad que solidaridad igualitaria impuesta para robar lo ajeno, con generosidad: "Hay que acabar con el estereotipo del amor romántico: es machismo encubierto". Tal cual...

Carmen (ya quisiera) jamás vestirá una talla 38 aunque visite mil veces a los cirujanos de la Ruber, sanidad privada que eligió cuando cogió el COVID, despreciando el igualitario centro sanitario creado por Ayuso y los madrileños en el recinto ferial juan carlos I en tiempo record.

Nada de eso cuenta.: en Madrid hay 2.000.000 de nazis que votan a Ayuso-VOX a estigmatizar, y como todo el mundo sabe preparan las Leyes de Núremberg que convertirán el parque del Retiro en un campo de concentración.

Esta infumable izmierda, subida por decadas a ese falso púlpito moral desde el que nosdogmatizan, seguirá asesinando ciudadanos por llevar tirantes o lapidando a los madrileños que no comulguen con su falaz igualitarismo conunista, ignorando la resolución del Parlamento Europeo, cuya sentencia afirma: "mientras que los crímenes del régimen nazi fueron evaluados y castigados gracias a los juicios de Núremberg, sigue existiendo la necesidad urgente de sensibilizar sobre los crímenes perpetrados por el estalinismo". 

Y no sigo...

No han aprendido nada. Siguen como en el 36...