Andalucía en pie de guerra entre la Feria, los ERES de cárceles, las elecciones y la Macarena al frente de VOX  “esto” está ya patas arriba y todos contra todos. Unos con los que robaban, otros con los que miraban y los que traen aires nuevos, ilusionados

 

Señores, en el panorama político actual hay tres mujeres que brillan más que el sol y que tienen el mayor índice posible de carisma en su imagen. Son Isabel Díaz Ayuso, Macarena Olona y Cayetana Álvarez de Toledo… y qué causalidad que una de ellas le ha tocado al moderado centrista y cómodo don Juanma Moreno. Por tanto, eso de la Mayoría Absoluta ya lo puede borrar de su mente. Macarena es mucha Macarena y como el de Santelmo de hoy no se ande con cuidado mañana puede ser un buen Vicepresidente.

Según decía la prensa sevillana de ayer don Juanma el año pasado, cuando la victoriosa Ayuso luchaba contra la Izquierda en Madrid, pero sin saber cuál iba a ser el resultado, opinaba que él no tenía nada que ver con doña Isabel, y que Isabel y él eran muy diferentes. Hoy ya dice que él se conformaría el 19 de junio con poder optar a un Gobierno solitario como doña Isabel en Madrid, aunque con VOX cerca. 

Y es que ciertamente, las diferencias entre don Juanma y doña Isabel son abismales. Mientras el actual presidente de Andalucía es un “mírame Roque y no me toques que me desinflo” (como el gallego Feijóo) doña Isabel es de las que dicen “no me toques los cojones que ya me tienes hasta el gorro” y tan ancha se va a desayunar con sus taberneros o con sus manolas al Manzanares.

Moreno sería incapaz de enfrentarse a Sánchez a gritos y sin miedos y doña Isabel le tiene comida la moral. Tanto que Sánchez, hoy, solo le teme a la Ayuso… y según sus más allegados sueña con ella. El gol que le metió por la escuadra (a él y no olvidemos al señor Coletas, que a ese hasta lo echó fuera de la política) el 4 de mayo es, sigue y seguirá en la Historia.

“Más cojones que el caballo de Espartero”

Pero, para desgracia suya, no va a tener enfrente a doña Isabel, pero sí a la otra fiera del campo político, la abogada del Estado, doña Macarena Olona… y bien que le ha pesado al mismísimo Santiago Abascal tenerla que dejar que se vaya a Andalucía y deje su puesto en el Congreso de los Diputados de Madrid. Olona no se va a callar, como el PP se ha callado durante 37 años y se sigue callando, con los “chiringuitos” del PSOE y del PP. Macarena no se va rendir ante la LGTBI+ y luchará, desde la Presidencia del Gobierno o desde la Vicepresidencia para recabar y recaudar los cientos de millones que se reparten entre mamarrundias y engaños.

Por cierto, que hoy y aunque no venga a cuento hoy, les reproduzco un dato curioso. Según el presupuesto oficial de la Comunidad Autónoma de Andalucía el Instituto de la Mujer tiene un presupuesto de 144 millones de pesetas, de los cuales, en realidad, a las verdaderamente perjudicadas por violación o malos tratos, comprobados y confirmados, solo les llegan unos 3 o 4 millones de euros. El resto se va en sueldos, asesores, informes y mantenimientos de locales. Así de claro un robo. Un robo que el PP viene contemplando sin echarse a la calle y armar la de Dios es Cristo… ¿Qué hacía el PP mientras Chávez y Griñan permitían roban el dinero de los andaluces a mansalva para gastárselo en mariscadas, puterios, amigos y amiguetes? …  seguro estoy, y muchos más que la hemos seguido en el Congreso que doña Macarena no se va a conformar y seguro que a don Juanma no le va a resultar fácil esconderse en la Moderación respaldada por el gallego. Los andaluces serán buena gente, y hasta manejables, pero no tontos… y estamos seguros que la media Andalucía que no está subvencionada no va a soportar que la otra media viva del cuento ni que de sus impuestos se trasladen millones de euros a Cataluña.

          Chávez y Griñan.                                                                                        Iván Mata

Señor don Juanma Moreno, Andalucía ha sido muchos años cortijo de unos y no está dispuesta a ser otros tantos años cortijo de otros.