El Banco de España es una entidad de Derecho público con personalidad jurídica propia y plena capacidad pública y privada. En el ejercicio de sus funciones y para el cumplimiento de sus fines actúa con autonomía respecto a la Administración General del Estado, desarrollando sus labores conforme a diversas normas.

Las funciones del Banco de España son diversas según la legislación. Destacan las relativas a su incidencia en el control de la ejecución de la política monetaria, pero tiene otras muchas vinculadas a diversos aspectos propios de la actividad financiera.

Es importante, según lo que puede entenderse al observar el ordenamiento jurídico, la función de inspección de los actos desarrollados en los mercados crediticios por las entidades que tienen vinculación con España. Hay varias normas que se refieren a este asunto:

  • - La Ley 1/1994, de 11 de marzo. Régimen Jurídico de las Sociedades de Garantía Recíproca. Esta norma le otorga al Banco de España el control e inspección de las sociedades de garantía recíproca y de las sociedades de reafianzamiento.

 

  • - La Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago. Esta ley le asigna al Banco de España el control e inspección de las entidades de pago. Además, se determinan las reglas necesarias para conseguir su inscripción en el Registro correspondiente.

 

  • - La Ley 21/2011, de 26 de julio, de dinero electrónico. Esta ley le otorga al Banco de España el control e inspección de las entidades de dinero electrónico. Además, se determinan las reglas necesarias para conseguir su inscripción en el Registro correspondiente.

 

  • - La Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito. Por esta norma, el Banco de España tiene competencia para realizar comprobaciones e inspecciones de la actividades de sucursales de entidades de crédito de Estados miembros de la Unión Europea que están en España. Además, por esta ley, el Banco de España tiene el control e inspección de la aplicación de la Ley 2/1981, sobre Regulación del Mercado Hipotecario.

 

  • - El Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores. Esta norma permite que el Banco de España se encargue de la supervisión e inspección de los titulares y entidades gestoras del mercado de deuda pública, comprobando también las actividades relacionadas con el mercado de valores realizadas por entidades de crédito.


Numerosas son las intervenciones inspectoras que debe hacer el Banco de España. Sin embargo, poco efectivas parecen las que se han ejecutado en relación con entidades como Bankia, en cuyo caso se ha obrado con poca transparencia. Además, han existido otras situaciones en las que los mecanismos de control han fallado estrepitosamente, debiendo plantearse la pregunta relativa a los llamados préstamos irresponsables, que se concedieron en su momento por entidades bancarias conociéndose las posibilidades referidas al alto de riesgo de insolvencia de los deudores que los recibieron y que, en muchos casos, han terminado sufriendo un proceso de ejecución hipotecaria.

Una opción es la relativa a la creación de otra entidad pública que pudiera controlar los actos del Banco de España. Sin embargo, resultaría absurdo, habría más gente cobrando un sueldo por no hacer demasiadas actividades y, finalmente, habría que plantearse la creación de otro ente que fiscalizara la actividad del que inspeccionara a la entidad encargada de gestionar y controlar la actividad monetaria en España.

El Banco de España es necesario, pero solo si van a realizar, a través de su estructura, actos en el ejercicio de sus competencias de un modo eficaz. En el caso contrario, podría suprimirse una entidad pública que tiene a grandes profesionales, pero también a personas que no son tan competentes como debieran.