El pasado sábado 20 de noviembre, la enfermera jefe del Centro Médico Universitario del Centro Clínico de Liubliana, capital eslovena, y encargada de chutar los viales de las timovacunas y de tramitarlo todo, dejó su trabajo, se puso delante de las cámaras de televisión y sacó a la luz los viales de las KaKunas…

1, 2, 3: susto o muerte…

…Mostró a los periodistas reunidos allí los códigos de las viales, cada una con un número, 1, 2 o 3. Luego explicó el significado de estos números:

- El número 1 es un placebo, una solución salina.

- El número 2 es la timovacuna de ARN mensajero

- El número 3 es una “barra” de ARN que contiene el gen ONC (oncogén), relacionado con el adenovirus, que contribuye, entre otras cosas, al desarrollo de distintos cánceres, sin encontrarse previamente latentes en el organismo del timovacunado.

Todos somos iguales, unos más iguales que otros

Es evidente que para todos aquellos eslovenos (¿solo ocurre esto en Eslovenia?) que hayan recibido una inyección de un vial cuyo código termina en el número 3, tendrán cáncer de tejidos blandos en un plazo, como mucho, de dos años.

La enfermera jefe aseveró, también, que asistió personalmente a la "vacunación" de todos los políticos y gallifantes varios. Todos recibieron el inocuo brebaje número uno. Tan obvio, agrego. En fin.

https://halturnerradioshow.com/index.php/en/news-page/world/vaccine-scandal-in-slovenia-bottles-have-code-s-for-placebo-vax-or-kill-shot