Ante la noticia de los 7.600 € de un concierto para perros, no puedo dejar de pensar si un perro puede apreciar esto y si pudiera, si podría prescindir de ello. Y me recuerda al platonismo, donde Sócrates reconoció en el ladrido de un perro, a un amigo suyo que había fallecido. Pues frente al circo mediático, que como el circo romano corea el “fuego al clero”, donde se quemaron a los primeros cristianos por tildarlos de ateos, como nos cuenta San Justino en sus apologías, tengo que decir varias cosas:

1. No estamos ante Pedro Sánchez, un político, sino ante quien se cree un cesar romano con toda su corte.

2. Lo de los conciertos para perros y la ideología de género para los niños es exactamente lo mismo, platonismo.

3. El gobierno actual no es ateo, sino religioso y pagano e imponen su religión como los Cesares.

4. La persecución será contra los cristianos tibios, fríos o calientes, más sobre todo contra los ateos que creen que su neutralidad religiosa les librará de este gobierno. Al igual que en la antigua Roma se perseguía a los ateos, así serán perseguidos todos los que no crean en la religiosidad del gobierno masón actual. Si, la masonería es una religión incompatible con la pura realidad.

El alma andrógina seria indeterminada (¿300 géneros, 1000?), podría residir en un insecto, una rana, perro o humano, precisamente por ser andrógina. Este es el ser andrógino adorado por los masones, Baphomet, Satanás o Lucifer. Y por este motivo, prescindiendo de la ciencia y la biología, pueden lavar el cerebro de los niños haciéndoles creer sin fundamento que no se nace niño o niña, sino que uno tiene que investigar qué tipo de alma tiene. Así como el perro ¿y si es Beethoven? ¿Cómo privar de su propia música a un músico que nos ha aportado tanto? ¿Y cómo convertirán a los niños para hacerles creer que su género no corresponde con su biología? Creándoles un trastorno disociativo, separando su alma de su cuerpo… pero que nos lo expliquen ellos:

Los que querían aprender de ese gran conocimiento, tenían que iniciarse y para ello tenían que estudiar y replantear la disociación de su cuerpo, su mente, y su espíritu para llegar al conocimiento de su alma. Esta iniciación y conocimiento espiritual es lo que hace desarrollar la conciencia, es decir, el conocimiento consciente y cósmico de la naturaleza divina del alma”. Cita sacada del Libro “Introducción a la masonería” Hermanos Bethtet Tammuz.

Esto es lo que pasa cuando la gente se da a los “cuentos” y a las fábulas de las que advirtió San Pablo (1 Timoteo 1,4). Enseñan a los niños a disociar el cuerpo de la mente, la disociación siempre fue un trastorno psicológico y de sectas destructivas. Aquí está la educación para la ciudadanía

El ateo que no crea esto le dará igual, toda utopía republicana conduce a esto. A asumir una religión gnóstica que elimina los derechos antropológicos adquiridos por ser cristianos, que acuñaron la palabra persona con sus derechos en el siglo III

Están imponiendo una religión, y los ateos racionales, cuando vean la persecución cristiana deberían prepararse para la suya.

Parte de este artículo está sacado de El libro oculto de los masones, “la sabiduría prohibida”. Disponible en Amazon.