No te basta con haber pactado los presupuestos de la capital de Madrid con los pupilos comunistas de Carmena, sino que encima pretendes hacernos tragar unas gigantescas ruedas de molino.

Uno: Eres un perjuro electoral y un mentiroso. Nos has dicho que ibas a revertir el tenderete y el negociete pseudo-ambientalista de Madrid-Central en cuanto llegases a la alcaldía y has hecho todo lo contrario. No te importa joderle la vida y los negocios a los pequeños autónomos, en beneficio de que la chusma pseudo-ambientalista no te señale con el dedo y te llamen facha.

Dos: Visto que Vox no se prestaba a apaño alguno respecto de los incumplimientos electorales, no tuviste reparo y sí las tragaderas de apañarles a unos concejales rebotados del partido Más Madrid un grupo mixto absolutamente ilegal, incumpliendo a sabiendas la normativa municipal, a pesar de todo tu leguleyismo de abogado del estado. Por tanto, eres un prevaricador de libro.

Tres: Ello, quiere decir que les has "arrimado" a cuatro señoritos que se dicen comunistas un milloncete de euros al año, despachos, secretaría y demás prebendas, chalupa de la que ya ha saltado uno de los del cuarteto por estar en desacuerdo con los presupuestos aprobados.

Cuatro: No has tenido inconveniente en someterte al chantaje de este cuarteto comandado por la mano derecha de la Manola Carmena, como la apodaba la progresía de hace treinta años, ya caduca y prostituida por el vil metal, .

Cinco: Como Judas Iscariote has vendido a la Fundación Madrina que apoya a las mujeres y sus niños rescatadas de los negocios/abortorios o a aquellas que no quieren abortar, que mantienen comedores sociales y que te sacan las castañas del fuego haciendo una encomiable labor ahorrándonos unos buenos dineros a los ciudadanos madrileños.

Los has vendido, aceptando el chantaje y la vendetta de una tal Marta Higueras por denunciar la Fundación Madrina al Samur Social que obligaba a una mujer a abortar, retirándole a esta Fundación -que en absoluto chiringuito- la subvención de 2022 de 200.000 euros, cuando le da muchísimo más dinero a la celebración del la asquerosidad llamada festejos del orgullo gay, que tiene de fin social lo que yo de obispo de mi pueblo y que puede financiarse perfectamente con el lobby mundialista de presión ad hoc, forrado de recursos dinerarios y de todo tipo.

Es asqueroso que te avengas a cumplir la vendetta de una comunista y encima culpes de ello a Vox diciendo que la Fundación se ha quedado sin subvención por su culpa. Así pagas a la Fundación Madrina los favores que ésta te ha hecho a tu persona y al ayuntamiento, como por ejemplo cuando la Fundación Madrina puso a disposición del consistorio más de 2.000 voluntarios, dando comidas, asistencia, hogar, manutención y vestido a madres y sus hijos.

Seis: Te has bajado también los pantalones con algo que no estás de acuerdo como es la declaración de Hija Predilecta de Madrid a la fallecida Almudena Grandes, escritora mediocre y políticamente sectaria, muy aplaudida por la progresía, casta en la que por supuesto militaba. También de ello culpas a Vox.

Siete: Entre bambalinas, anda también al mismo retortero tu segunda, lloriqueando por las esquinas porque dice que Vox la insulta, colaboradora necesaria en esta satrapía perpetrada con traición a las promesas que diste en campaña electoral a los madrileños. Seguro, sin temor a equivocarme, reto en apuesta de copa de albariño y ración de zamburiñas, a que esta señora cambiará de chaqueta y la veremos a la vera de "presidente Casado", al igual que su homólogo sevillano del Palacio de San Telmo, porque el sueldecito, el poder y el lameculismo, abrigan y arropan mucho.

Ocho: ¡Cómo se puede caer tan bajo, en tan poco tiempo! Tu y tu partido, os habéis pasado lo que va de legislatura poniendo de chupa dómine al psicópata y narciso presidente de este desgobierno por su abrazo con comunistas-secesionistas-terroristas y vas tu y tu partido y hacéis lo mismo. Pactar con la ultra izquierda y señalar como culpable al vecino.

Nueve. No te creas que eres otra cosa más allá que los aspirantes a malos aprendices de escribanos económicos que fueron el promotor de los nacionalistas Aznar, el cobarde y pusilánime Rajoy y el actual lazarillo del Sanchismo, que también se la dio con queso a vuestra militancia y "simpatitancia" al hacer lo contrario de lo que les prometió en su discurso de investidura presidencial.

Que no te quepa duda a ti, a "Presidente Casado" y al sancta santorum del partido, que los madrileños y el resto de españoles os van a pasar la factura de todas vuestras mentiras, deslealtades y fechorías. Sólo os importa el carguito y el dinerito. No tenéis vergüenza. O dicho en voz activa: sois unos sin vergüenza.