En esta España en la que parece que el sentido común se ha ido al garete, estamos asistiendo como muestra de insanidad al disparate de los homenajes a etarras. Resulta que el "algo habrá hecho" ha triunfado y los "gudaris" son recibidos entre vítores una vez excarcelados. 
 
Y nos siguen diciendo que ETA ha sido derrotada...y nos siguen diciendo que llevamos 10 años de paz...por favor...que nuestra patria está a dos pasos de la disolución si no se reacciona enérgicamente es algo que está a la vista y mientras sigamos por este camino de contemporizaciones será más pronto que tarde.
 
Esta España vacía y a punto de romperse no puede seguir impasible, borracha de fútbol y alcohol, al desarrollo de los acontecimientos que nos llevan a la catástrofe.  Ha de volver el sentido común a regirnos. Bajo esta paz del cementerio donde se fomenta la indolencia y la holgazanería tiene que existir algún resto de los redaños que nos llevaron a conquistar el mundo. No es posible que no quede nada de aquella gallardía.
 
Gallardía y redaños para tratar de evitar el peligro máximo que acecha en el horizonte, la conquista de nuestro vacío y dividido país por el Islam. Somos el objetivo preferente de los fanáticos por razones históricas de todos conocidas. Y se lo estamos poniendo a huevo. El blanqueo de los separatismos y el vacío de la España interior nos conducen sin freno hacia ese destino.
 
Urge dar un golpe de timón y cambiar el rumbo. Un paquete de vigorosas medidas para acabar con la decadente situación es necesario. Lo primero es ilegalizar el aborto. Lo segundo prohibir el botellón ante la castración etílica de nuestros jóvenes. Lo tercero nacionalizar las empresas energéticas ante el expolio a que nos condenan. Lo cuarto abolir el estado de las autonomías y etc, etc, etc.
 
El fomento de la vagancia a que asistimos debe ser derrotado. Nuestros incultos dirigentes no quieren gente que sepan más que ellos. Quizás esta es la  razón que se oculta detrás de la persecución de la excelencia. Los niveles de incultura a que están llegando nuestros escolares está próximo al rebuzno ya. Y sin conocimiento no hay futuro.
 
Todo un esfuerzo reformador es necesario si queremos evitar la vuelta de nuestro país al poder islámico. Solo una España GRANDE puede evitar ser fagocitada por las ínfulas guerreras de los seguidores de Mahoma. Nuestros dirigentes están a punto de entregarles Ceuta y Melilla. Yo he tenido conversaciones con socialistas que ven esta ignominia bien con tal de evitar una guerra. La moral de lucha no existe en nuestra nación actualmente. 
 
Esta es la realidad y no me invento nada. Pregúntenle a los lectores de historia asiduos si me estoy inventando algo. Los musulmanes esperan a que Al-andalus caiga como fruta madura y nuestros dirigentes en lo único que piensan es en lograrse la vidorra padre engañando a las masas. 
 
Si yo tuviera el poder mañana otra cosa que haría es quemar el chalet de Galapagar como símbolo de todas las ignominias e iniquidades que estamos teniendo que padecer en estos tiempos. Fuego purificador que ilumine un futuro mejor, alejados de la sin razón que se ha extendido por la piel de toro. No es un chiste. El chiste es ese sin sentido que se ha apoderado de la vida pública española. En la que feos (que feo es este hombre ,Dios mío) pateadores de policías son diputados.
 
Pero volvamos al objetivo último que debe guiar todo gobierno patrio a partir de estos momentos. Para combatir la expansión mahometana por nuestro país y por Europa nuestros jóvenes deberían de ser educados en la moral de combate y en la emulación de los héroes.  Basta ya de orgullo gay y de leyes LGTBI. Que el sueño de Alejandro Magno, como ya dije en otro artículo, impregne sus juveniles sueños y que el NO PARAR HASTA CONQUISTAR de Ramiro sea su lema.
 
Hay que hacer ver a catalanes y vascos que o sigue existiendo España o nos encontraremos con una nueva Al-andalus. Que lo que esta en juego en los años venideros no es una cosa baladí. Que hay que dejar de una vez las luces cortas y poner las largas. 
 
Y en esto me desgañito y me desgañitaré en mis artículos. El rey va desnudo, hay que decirlo alto y claro antes de que se nos presente la mayor de las catástrofes. El que siglos de cristianismo y de dominio europeo del mundo sean barridos por los jinetes de la media luna.
 
En estos espléndidos días de Octubre me desgañito la cabeza buscando la mejor forma de hacer llegar a mis compatriotas que no hay tiempo para más esperas. La España vacía ha de ser devuelta a la vida ya y hay que convencer a los separatistas que sin nosotros serán carne de chilaba y burka. Esos dos grandes problemas han de ser resueltos inmediatamente.