Esta banda de ladrones que padecemos y que nos quiere convertir en indigentes amaestrados tiene una carencia entre otras mil de ellas, y es que no sabe gestionar absolutamente nada que de buena forma repercuta en esta nuestra sociedad por ellos despedazada y con un electro encefalograma plano. 

Saben que hagan lo que hagan nadie va a protestar acudiendo a las puertas de ministerios y presidencia del gobierno para lincharles, que es lo que se merecen. Se ríen de nosotros devastando nuestra economía cada vez más depauperada y yo me sigo preguntando ¿hasta cuándo?
El escándalo de la subida de la luz es de una magnitud y gravedad extrema. La inacción de estos cuatreros poniéndose de perfil ante ese refugio de puerta giratoria que son las compañías eléctricas, donde van a para después de dejar sus cargos todos estos indeseables, es un chantaje de carácter retardado.

La izquierda, ya se sabe, es muy ecológica y muy verde. Hace bastante antes de crear en China el virus e inventar una pandemia para eliminar gente y controlar al resto amordazándonos con un terror que les ha servido para hacer leyes solo favor de ellos, pues como digo, antes se inventaron un cambio climático que en un primer momento les forró y que en países como España ha significado abanderar el desmantelamiento de las centrales nucleares y de la producción de energía a través del carbón. La energía nuclear no solo es limpia y segura, sino que además es barata, pero ellos prefieren eso que se han inventado de energías renovables muy caras, muy verdes y muy poco operativas aquí y ahora. Tanto es así que compramos energía nuclear a Francia, país que tiene funcionando alrededor de 50 centrales nucleares en su suelo y las llamadas energía sucias, es decir las térmicas, a nuestros queridos vecinos marroquíes. 

Nos han tomado el pelo y nos están robando día a día con un precio de la electricidad que supera la barbaridad de su alza de forma constante. La equivalencia del precio real que deberíamos pagar quitando todos esos impuestos de muy dudosa legalidad sería un 40% real pues ese 60% restante es el beneficio de estas compañías que con sus peajes perpetran un robo manifiesto. Cuando el chulo de Sánchez le espetó desde la tribuna de congreso a Rajoy aquello de Usted le cuesta mucho dinero a los españoles, todo un desatino de demagogo sin escrúpulos por el incremento del precio de la luz de un 13%, era tan falso como él y su gobierno. Nadie se imaginó que este patán como presidente del gobierno llegaría a subirnos el recibo un 200% por ahora, y lo que es peor, que la sociedad se quedara como está ocurriendo calladita y sumisa. Esto de reírse de nosotros en nuestra cara les sale gratis. El empobrecimiento energético es un hecho. Se acerca el invierno y estos tíos nos van a dejar a oscuras. Un consejo: compren velas por lo que pueda pasar y háganlo de forma disimulada no se vayan a dar cuenta estos canallas y las suban de precio un 300%.